Laboratorios financieros, un complemento para la educación

analysis-515243_960_720.jpg

Como parte de la implementación de un modelo basado en competencias, los laboratorios financieros ofrecen varios beneficios para el aprendizaje: el profesor puede complementar su práctica docente motivando a los alumnos a poner en práctica los conceptos teóricos y ejemplos realizados en clase en un ambiente real; a su vez, los estudiantes podrán desarrollar mejores competencias para el análisis financiero y la toma de decisiones.

Por Manuel Espinosa Pozo
maespino@itesm.mx

Los laboratorios financieros, conocidos como FIN-LABs, son espacios en los que alumnos y profesores desarrollan competencias para el análisis y la prospectiva del comportamiento financiero de empresas, inversiones y variables asociadas al desempeño de financiamientos. Permiten asociar el comportamiento de las variables económico–financieras en función de diversos eventos que impactan favorable o desfavorablemente la valuación de instrumentos financieros, empresas y la economía en su conjunto.

La compañía Bloomberg L.P. es el principal proveedor de datos financieros conocido a nivel mundial. Uno de los servicios claves que ofrece es la Terminal Bloomberg, a través de la cual los usuarios pueden monitorear y analizar en tiempo real el mercado y las operaciones financieras. En el sector educativo sería de mucha utilidad la incorporación del uso de la plataforma Bloomberg en el currículo de licenciatura y posgrado en temas relacionados con economía o afines. Los laboratorios financieros ofrecen varios beneficios para el aprendizaje desde la perspectiva de los profesores, los estudiantes y la universidad misma, haciendo énfasis en la importancia que representa para un egresado tener dominio del uso de la plataforma en términos de los requerimientos de reclutamiento, selección, contratación y desarrollo del personal por parte de las empresas.

La implementación de un modelo basado en competencias nos exige no sólo innovar la forma en la que venimos dando la instrucción a los alumnos, sino también en la manera en que integramos el currículo y trabajamos colaborativamente para desarrollar dichas competencias en nuestros egresados.

La plataforma cuenta con una certificación llamada Bloomberg Market Concepts (BMC) donde se pueden practicar los conceptos básicos como los indicadores económicos, tipos de cambio, instrumentos de renta fija y acciones de capital. También le permite a los usuarios identificar su nivel de dominio en cada uno de los conceptos. En este sentido el profesor puede complementar su práctica docente motivando a los alumnos a poner en práctica los conceptos teóricos y los ejemplos realizados en clase en un ambiente real. Para los estudiantes, el dominio de las herramientas con que cuenta la plataforma les permitirá desarrollar mejores competencias para el análisis financiero y la toma de decisiones, dado que ya no se requiere invertir tiempo para reunir la información, teniendo la oportunidad de profundizar en el manejo de la información. Adicionalmente la plataforma proporciona a las universidades que la utilizan información comparativa entre la preparación y el rendimiento de sus estudiantes en esta área de conocimiento y la de otros alumnos de las principales universidades alrededor del mundo.

Los estudiantes pueden practicar conceptos básicos como indicadores económicos, tipos de cambio, instrumentos de renta fija y acciones de capital e identificar su nivel de dominio en cada uno de los conceptos.

Considerando lo anterior, la inclusión del uso de la plataforma al currículo del área financiera se vuelve una necesidad, si se desea que los egresados cuenten con esa competencia. De ahí la importancia de elaborar un diseño al interior del programa de estudio, que considere la exposición de los alumnos al manejo de las herramientas, de tal forma que al término de sus estudios, cuenten con la competencia de utilización de plataformas como Bloomberg para el análisis económico-financiero.

Podemos incluso profundizar un poco más en el uso de la plataforma y relacionarla con certificaciones nacionales e internacionales. Las más relevantes para los profesionales del área financiera en México y el mundo son:

●     La Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB)

●     Chartered Financial Analyst (CFA)

●     Certified Financial Planner (CFP)

●     Certified Financial Manager (CFM)

●     Chartered Alternative Investment Analyst Association (CAIA)

●     European Financial Planning Association (EFPA)

Un ejemplo de cómo se está desarrollando la integración del uso de plataformas digitales financieras en todo el currículum es el caso de Utah Valley University. El programa de formación en finanzas se basa en 5 retos de acuerdo con el profesor Cary Wasden, el alumno debe:

●     Desarrollar un informe financiero para potenciales inversionistas que contenga un análisis profesional de una empresa y su respectivo análisis sectorial. Dicho análisis debe exponerse a través de un formato estandarizado, una presentación y un video que resuma los resultados del estudio.

●     Aprobar el nivel 1 de la certificación CFA y/o la certificación CFP. La certificación CAIA puede ser utilizada para estudiantes interesados en inversiones de capital privado, bienes raíces o gestión de fondos de cobertura.

●     Desempeñarse como analista y administrador de fondos de inversión creados por los estudiantes.

●     Participar en una estancia o internado profesional en una empresa, desempeñando responsabilidades del área financiera.

●     Ser autor o coautor de un artículo de divulgación, el cual debe ser presentado a profesores y estudiantes del área financiera.

Este programa se basa en definir cuatro niveles de dominio: Novato, Aprendiz, Dominador y Maestro; lo cual implica que se inicia con el desarrollo básico de las competencias, para ir profundizando a través de las materias más avanzadas, hasta lograr el nivel de maestría deseado en el currículo.

La inclusión al currículo del uso de una plataforma como bloomberg en el área financiera se vuelve una necesidad, si se desea que los egresados cuenten con estas competencias.

La implementación de un modelo basado en competencias nos exige no sólo innovar la forma en la que venimos dando la instrucción a los alumnos, sino también en la manera en que integramos el currículo y trabajamos colaborativamente para desarrollar dichas competencias en nuestros egresados.

Si tienes experiencia trabajando en este tema considero que es un buen momento para formar un grupo de trabajo para intercambiar experiencias y compartir las mejores prácticas enfocadas a la educación mediante el uso de los laboratorios financieros.

 
Acerca del autor:

Manuel Espinosa Pozo, es Doctor en Administración con especialidad en Finanzas Corporativas. También es profesor del área de finanzas en el Tecnológico de Monterrey y consultor financiero en desarrollo regional y agronegocios.