¿Cómo evaluar las competencias del alumno en un curso de electrónica?

Por Raúl Luis López Reyes

En los cursos de electrónica existe el problema de vincular la teoría con la práctica. Aunque nos apoyamos en prácticas de laboratorio y/o proyectos finales, éstos no son del todo efectivos, sobre todo si se realizan fuera del semestre en el que se lleva el curso teórico o también si se tiene un desfase entre lo que se ve en el aula y lo que se experimenta en el laboratorio. El resultado es una confusión en nuestros alumnos por la carencia o traslape de información. Aunado a ello, los cursos de electrónica (analógica y digital) en muchas ocasiones siguen orientados hacia la cobertura de contenidos y prácticamente no han evolucionado en 30 años. Desde luego muchos profesores han intentado disminuir estas carencias a través de videos y algunas prácticas dispersas.

En este artículo propongo un método de evaluación de las competencias disciplinares que deberán desarrollar mis estudiantes a través de un ejemplo, que otros profesores también pueden seguir e implementar.

Mi propuesta es un método de evaluación de las competencias disciplinares para la clase de electrónica, misma que puede ser adaptada e implementada  por otros profesores.

El diseño de mi propuesta nació hace 4 años, mientras impartía una clase de Electrónica Aplicada, para estudiantes de Mecatrónica, después de realizar en el pizarrón una “elegante” demostración matemática acerca de un circuito oscilador utilizando amplificadores operacionales, les dije a mis estudiantes “como se observa la frecuencia de oscilación del circuito es…”, cuando de repente, un alumno levanta la mano y me dice “oiga maestro ¿por qué no mejor lo construimos físicamente, utilizando dispositivos y materiales reales y lo comparamos con nuestros resultados teóricos y los del simulador?”, sentí un “flashazo” dentro de mí, después de unos instantes le contesté: “aún mejor, además de los exámenes teóricos parciales, vamos a realizar exámenes prácticos en el laboratorio de electrónica”.

La aceptación por parte de los alumnos fue inmediata, por fin iban a tener la posibilidad de conocer, conectar y probar circuitos electrónicos reales, en un curso que normalmente es teórico, sin tener que esperar un semestre o un año para tener un laboratorio formal. Esta misma idea la implementé en otros cursos donde abordamos temas sobre diodos, transistores y microcontroladores, que utilizan circuitos programables.

A partir de entonces, decidí investigar más a fondo y estudiar el tema de las competencias y su evaluación, entendí la importancia de seguir una metodología definida, planeada y sistemática para evaluar las competencias disciplinares en forma metódica y puntual en los cursos de electrónica.

Para diseñar una actividad en un modelo educativo basado en competencias, primero se define la competencia o subcompetencia que se pretende dominar, después el objetivo de aprendizaje y los resultados de aprendizaje. Enseguida se muestra el desarrollo de la actividad y los resultados que se espera obtener en el desarrollo del experimento. Para llevar a cabo la evaluación de la competencia del estudiante es necesario utilizar un instrumento de evaluación para evidenciar y valorar el desarrollo de la competencia, tales como organizadores gráficos, ensayos, bitácoras de observación, reportes de investigación y/o portafolios de evidencias (Edu Trends Evaluación del Desempeño, 2016).

A continuación comparto un ejemplo de cómo llevaré a cabo la evaluación de las competencias en mi curso. Primeramente es importante definir la competencia que se busca desarrollar, el objetivo de aprendizaje y los resultados de aprendizaje esperados.

Tabla 1: Ejemplo de la declaración de una competencia / Fuente: Edu Trends, Feb 2015, pag. 15

Tabla 1: Ejemplo de la declaración de una competencia / Fuente: Edu Trends, Feb 2015, pag. 15

El escenario de aprendizaje planeo que sea un escenario estructurado, ya que la gran mayoría de las actividades se llevarán a cabo en el salón de clases o en el laboratorio.

Para este ejemplo utilizaré el aprendizaje basado en problemas para guiar al estudiante en el análisis de un hecho físico real (interferencia electromagnética) que afecta a los puertos digitales de un microcontrolador. También utilizaré el aprendizaje basado en proyectos para el proyecto final integrador.

Los instrumentos de evaluación que utilizaré para los experimentos en clase serán bitácoras de observación (guía de observación con evaluación: escala de rango), y para los exámenes prácticos así como también para el proyecto final integrador haré uso una rúbrica analítica, ya que este tipo de rúbrica considera en forma más específica cada detalle del circuito a evaluarse.

Enseguida muestro el instrumento para evaluar el proyecto final del 1er parcial en el curso de Microcontroladores: Construcción y prueba de un cubo de leds de 4X4X4.

Tabla 2: Instrumento de evaluación / Fuente: Arceo, A. (2013). Cuestionario, rúbrica o lista de cotejo. [slide 17].

El método de evaluación por competencias propuesto aquí es innovador porque soluciona las carencias fundamentales al evaluar continuamente los conocimientos y habilidades que están siendo adquiridas, en forma periódica, por parciales y en el período final, con experimentos prácticos continuos, que despiertan el interés de los estudiantes en el campo de la ingeniería electrónica.

Al final del proyecto habré creado y aplicado diversos experimentos, exámenes prácticos y proyectos, los cuales pondré a disposición de cualquier profesor interesado en cambiar su método de enseñanza, no solo en el campo de la electrónica sino en otros campos de la ingeniería o ciencias sociales.


Acerca del autor
Raúl Luis López Reyes es Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica y tiene una Maestría en Electrónica. También imparte clases de apoyo en las materias de circuitos eléctricos, electrónica, microcontroladores, matemáticas y física en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad Juárez.