Entrevista a Dean Kamen | Inventor, emprendedor, promotor de ciencia y tecnología y fundador de FIRST

Entrevista por el Observatorio de Innovación Educativa

 

Dean Kamen, participó como expositor principal en el 3er. Congreso Internacional de Innovación Educativa CIIE 2016. Como inventor, posee más de 440 patentes en los Estados Unidos y en el extranjero, muchas de ellas pertenecientes a dispositivos médicos que han expandido las fronteras del cuidado de la salud a nivel mundial. Es también el fundador de FIRST, una organización dedicada a motivar a la siguiente generación de niños a entender, usar y disfrutar la ciencia y la tecnología (FIRST, 2017). 

Observatorio: ¿Cómo podemos innovar en la educación de la ciencia y la tecnología para hacer estos temas más interesantes?

Dean Kamen: Imagina que les dices a los niños "vamos a jugar futbol mañana”, y al llegar al día siguiente no hay una cancha, tampoco hay una pelota, y en lugar de eso, solo hay un libro de 50 páginas llamado “La Historia del Fútbol”, y un examen para ver si se saben las reglas. Si nunca has jugado, si nunca has pateado una pelota, es difícil que a alguien le guste el fútbol. ¿No es así como enseñamos las clases de ciencias?, aprendemos una fórmula, y luego otra fórmula, y luego aplicamos un examen sobre esta fórmula y luego un examen sobre aquella fórmula. Pero si les dices a los alumnos “vamos a construir un robot”, y para construir un robot los alumnos tienen que conectar esto con aquello, y necesitan aprender sobre voltaje y corriente, y necesitan entender sobre cómo medir cosas, cómo cortar piezas y ensamblarlas… Y después, los robots van a estar moviéndose y si no lo hiciste bien, no va a funcionar, tal y como la primera vez que pateas una pelota y fallas. Pero sigues practicando, mejoras y lo vuelves a intentar, y ves cómo tu robot es capaz de hacer más cosas, eso te emociona y te enorgullece. 

Por eso, cuando dicen que enseñan ciencia en las escuelas, en esas clases no están realmente enseñando ciencia, sino la historia de la ciencia. Aprenden sobre Isaac Newton, 1687. Aprenden sobre Arquímedes, 275 AC. Aprenden los hechos, aprenden los nombres, aprenden las fórmulas. A la fecha sigo sin recordar cuál ley es cuál. Realmente no me importa cómo se llamen, pero sé lo que las leyes representan y cómo aplicarlas. Creo que debemos de dejar de estudiar la historia de la ciencia. La ciencia no se trata de esos personajes.

 

Cuando dicen que enseñan ciencia en las escuelas, en esas clases no están realmente enseñando ciencia, sino la historia de la ciencia. Aprenden sobre Isaac Newton, 1687. Aprenden sobre Arquímedes, 275 AC. (...) Creo que debemos de dejar de estudiar la historia de la ciencia. La ciencia no se trata de esos personajes.

Observatorio: ¿Qué es FIRST?

Dean Kamen: FIRST por sus siglas en inglés significan en español “Para la Inspiración y Reconocimiento de la Ciencia y la Tecnología” (For Inspiration and Recognition of Science and Technology). FIRST es una organización dedicada a motivar a la siguiente generación de niños a entender, usar y disfrutar la ciencia y la tecnología. Se fundó en 1989 y ha apoyado a más de 300,000 jóvenes, de edades de los 6 a los 18 años, en más de 60 países alrededor del mundo. Mi meta con FIRST fue crear una generación de niños que adoptaran la tecnología y la vieran como lo que realmente es: una poderosa herramienta para arreglar grandes problemas en el mundo y así motivarlos a cursar carreras relacionadas a estas áreas de conocimiento. Algunos estudios demuestran que las primeras generaciones de alumnos de FIRST han mostrado gran motivación por seguir carreras de ciencia y tecnología (FIRST, 2017).

 

Observatorio: ¿Cuáles son las competencias que ves en los niños que han estado en el programa FIRST y que los distinguen de otros niños?

Dean Kamen: La gente solía decirme, “Dean, no les vas a enseñar a los niños a construir robots en seis semanas”. Y yo les digo, “tienen razón”. Porque, desde luego, esa no es mi intención. De hecho, no se hace mención a la educación en las siglas de FIRST. Hacemos lo que hacemos para la inspiración y reconocimiento de la ciencia y la tecnología. Si los niños las reconocen, si les inspira, ellos buscarán su propia educación. Les tomará 10 años. Nosotros no les proveemos de educación; para eso son las escuelas. Para responder a tu pregunta, ellos tienen confianza y respeto en sí mismos. Saben cómo trabajar en equipo aun y cuando estén en desacuerdo entre ellos. Creo que FIRST es un modelo para mostrar a los niños cómo sería el mundo si la gente tuviera una mente abierta y estuviera dispuesta a aprender y trabajar duro, y a fracasar y volver a intentar. Eso es lo que aprenden.

 

Observatorio: ¿Qué te inspira a trabajar en un invento, y cómo decides en qué idea o proyecto trabajar?

Dean Kamen: Es difícil explicarle a alguien las razones por las que trabajamos en un proyecto en específico. Pero al ver todos los proyectos en los que trabajamos, lo que más se puede ver es que, al tratar de resolver tantos problemas grandes, usualmente nos concentramos en uno en el que pensemos que nuestros ingenieros están mejor calificados que cualquier otro para resolverlo, con base en su experiencia. Y quizá decidamos que necesitamos trabajar en un proyecto si percibimos que nadie más va a hacerlo.

Por ello se puede decir que no trabajamos en un proyecto a menos que pensemos que vamos a aportar una diferencia importante. Si hacemos esto y todo sale bien, será un gran aporte para la gente que más lo necesita. Por ejemplo, hemos trabajamos con una máquina de agua porque así podemos ayudar a una mayor cantidad de gente en el planeta. El mayor problema, es que no hay agua. Pero también trabajamos en la construcción de un brazo prostético para cientos de soldados, y esperamos que ya no se necesiten más porque no deseamos que participen en conflictos en los que vayan a perder sus brazos. Supongo que una respuesta larga a tu pregunta es que escogemos el proyecto en el que vamos a trabajar principalmente si pensamos que podemos lograr un aporte significativo. Si tuviésemos que competir con otras cinco compañías por el proyecto, esto quiere decir que no necesitamos hacerlo, alguien más solucionará el problema y se encargará de este. En corto, no hacemos esto para competir.

Observatorio: ¿Qué rasgo de tu personalidad te hace ser quien eres?

Dean Kamen: Supongo que lo que siempre me ha impulsado ha sido la curiosidad por el mundo, creer que si piensas en algo lo suficiente lo entenderás, descubrirás algo, encontrarás la manera de resolverlo. Por ello creo que la curiosidad es una fuerza impulsora en el mundo de la innovación.

Observatorio: ¿Crees que la educación superior se imparte de forma eficiente? 

Dean Kamen: Pienso que podría ser más efectiva. Podría bajar sus costos y así llegar a millones de personas que la necesitan desesperadamente. Creo que muchas cosas se podrían hacer de forma diferente. Por ejemplo, mucha gente confunde educación con capacitación, y debemos dejar la educación a las escuelas. Para la capacitación, las escuelas deben decir a los alumnos, “si quieren poder hacer esto, aquí está este programa”. Puede ser Word, o Inventor, o algún otro programa. “Estudien esto y aprendan a usarlo”. No necesitas a un profesor para que te capacite sobre cómo usar este programa: solo necesitas practicar. Eso es capacitación. Y entonces ya puedes llegar al salón de clases y dedicarlo para tu educación es decir llevar esa capacitación y hacer algo de valor con ella.

 

Observatorio: ¿Cuál es tu opinión sobre este 3er. Congreso Internacional de Innovación Educativa?

Dean Kamen: Veo a mucha gente del Tec de Monterrey y sus 26 campus y 37 preparatorias, y otros que han venido de otras instituciones de México y alrededor del mundo, incluyendo América del Sur. Me parece ver que hay mucha gente energizada, universidades, compañías, padres de familia, profesores, y gente del gobierno, todos ellos llenos de energía, que realmente están en la misma sintonía. Se dan cuenta de que si quieren que el futuro sea realmente exitoso y emocionante para estos niños y para el país, necesitan redoblar esfuerzos en el área de tecnología, y tienen que darles a los niños la inspiración y las herramientas para integrar la tecnología a su futuro. Hasta el momento, esa parece ser la meta de este congreso, y eso es muy emocionante.



Referencias
FIRST (2017). Founder, FIRST President, DEKA Research & Development Corporation. Recuperado de: http://www.firstinspires.org/about/leadership/dean-kamen

Imágenes: https://www.flickr.com/photos/ciietec2016/albums/72157677668877466 

Entrevista a Leonardo Garnier | Ex Ministro de Educación de Costa Rica

Entrevista por el Observatorio de Innovación Educativa

 

Leonardo Garnier Rímolo, ex Ministro de Educación de Costa Rica. Ha realizado diversas publicaciones en revistas y libros sobre temas económicos y sociales relacionados con el desarrollo. Promueve la teoría de la educación subversiva, la cual se entiende como una forma de ayudar al estudiante para que llegue a ser quien quiere ser.

Observatorio: ¿Cómo podríamos desarrollar habilidades en los estudiantes con base en la inteligencia emocional?

Leonardo Garnier: En muchos países, la educación se basa en materias, lo cual es una forma de organizarla, con ventajas y desventajas. Uno de los experimentos más interesantes que hay en el mundo en este momento es un ejercicio que se está realizando en Finlandia que consiste en romper con las asignaturas y trabajar totalmente por proyectos. Esto es algo que también están haciendo los jesuitas en España.

Para poder desarrollar habilidades en nuestros estudiantes con base en la inteligencia emocional, se requiere un sistema educativo con una madurez muy alta, un cuerpo docente con una formación altísima. Por ejemplo, los docentes que van a trabajar solamente por proyectos, sin asignaturas, tienen que dominar las asignaturas, aunque no estén impartiéndola como tal. Tienen que tener una capacidad pedagógica más alta, ya que es más fácil enseñar tradicionalmente que de esta forma. Creo que ahí uno tiene que tener mucho cuidado para pensar las reformas educativas como parte de un proceso gradual.

Uno de los experimentos más interesantes que hay en el mundo en este momento es un ejercicio que se está realizando en Finlandia que consiste en romper con las asignaturas y trabajar totalmente por proyectos.

No es recomendable copiar una reforma finlandesa en América Latina si no se tiene la organización, ni la cultura; en cambio, apostaría a reformas que sí tengan esta visión más ambiciosa, pero que sepan cuáles son las etapas por las que se tiene que pasar para que la organización cambie y, sobre todo, para que la cultura evolucione.

Para responder de otra forma, podemos trabajar con proyectos dentro de las asignaturas. En Costa Rica resultó muy interesante mezclar en un proyecto asignaturas blandas (música, artes plásticas) con asignaturas duras (matemáticas o ciencias), y de pronto los estudiantes están haciendo un proyecto conjunto para las dos asignaturas. Entonces los maestros se coordinan, pero manteniendo sus asignaturas. ¿Por qué no romper con las asignaturas? Porque no creo que estemos preparados para romper con las asignaturas, aunque en teoría parece muy acertado.

No es recomendable copiar una reforma finlandesa en América Latina si no se tiene la organización, ni la cultura. No estamos preparados para romper con las asignaturas.

Observatorio: Desde su experiencia en la educación de su país, Costa Rica, y otros países latinoamericanos, ¿cuál considera que sea el principal obstáculo para desarrollar o implementar la innovación?

Leonardo Garnier: Hay dos grandes obstáculos que se relacionan. En el sector educativo hemos tenido una batalla permanente entre conservadores y liberales. Los conservadores han entendido la educación muy a la inquisición: formar niños obedientes, bien portados, que sigan instrucciones, que memoricen lo que tienen que memorizar. En América Latina hemos tenido muchos personajes en los sistemas educativos que han tratado de romper con este paradigma. Esa resistencia conservadora está presente en el sistema educativo y condiciona a los padres de familia que suelen pensar: "Voy a mandar a mi hijo a la escuela para que lo hagan obediente". Es una mentalidad antigua: usted haga su papel de papá y a la escuela le toca hacer seres creativos, libres y audaces. No es tarea de la escuela hacerlos obedientes, eso es otra cosa.

 Leonardo Garnier en conferencia en el  CIIE 2015 .

Leonardo Garnier en conferencia en el CIIE 2015.

Cuando la profesión docente no se respeta y no se remunera adecuadamente, no atraemos a los mejores a la profesión docente. Lo cual es una locura.

El segundo reto es que para lograr una educación con libertad se requieren docentes bien formados. En América Latina hemos tenido dos problemas muy serios: cuando la profesión docente no se respeta y no se remunera adecuadamente, no atraemos a los mejores a la profesión docente. Lo cual es una locura. Si uno estudia a países como Corea y Finlandia, entre otros que son muy exitosos en el área de educación, en ambos casos la profesión docente es de las más respetadas y la mejor valorada en la sociedad. Pero no es suficiente reconocerla y ni siquiera remunerarla, aquí el problema que tenemos es la formación docente. ¿Cómo son las instituciones que están produciendo docentes?

Observatorio: En su conferencia mencionó que hay que aprender a seguir reglas, pero también a cambiarlas y a enfrentarlas. En su opinión, ¿qué sería lo que nos está limitando a esa educación subversiva?

Leonardo Garnier: Tiendo a ser muy liberal, muy abierto, muy flexible, pero yo entiendo qué es ser docente de secundaria y tener cuarenta adolescentes en frente, eso no es fácil. Te voy a dar un ejemplo de una de las reformas que nosotros hicimos: en Costa Rica, la nota de conducta, de comportamiento, hacía que si un estudiante tenía mala nota en comportamiento, perdía las asignaturas académicas. Entonces había muchos estudiantes que estaban fracasando en lo académico, no porque hubieran fracasado en sus asignaturas, sino porque el docente les ponía mala nota de conducta. Entonces la nota de conducta era lo que había sustituido a la regla y al borrador con los que nos golpeaban a nosotros cuando estábamos en la escuela.

A los docentes les dan mucho miedo los estudiantes, sí. En parte lo entiendo, pero me parece que hay que perderles el miedo.

Nuestra responsabilidad es educarlos, de ahí la expresión: “El estudiante tiene que aprender a cumplir normas". Si el uniforme dice pantalón azul, tiene que venir con pantalón azul. Y si no le gusta, hay un proceso para cambiar el uniforme y puede participar, puede tener éxito y cambiar el uniforme o puede no tener éxito y tener que aguantarse el uniforme. Pero ese me parece es un aprendizaje bien importante y no es en blanco y negro, también hay áreas grises.

Observatorio: ¿Cómo cree usted que los maestros se ven a sí mismos ante los estudiantes en el aula?

Leonardo Garnier: A los docentes les dan mucho miedo los estudiantes, sí. En parte lo entiendo, pero me parece que hay que perderles el miedo. Es mucho más rica la educación cuando quitamos el miedo de la ecuación.

Observatorio: ¿Cuál sería el primer cambio a realizar en la educación para revolucionarla?

Leonardo Garnier: Tiene que haber una transformación de los docentes. Y uno cree que cuando se forman profesores en la universidad, con pensamiento crítico y teorías sobre Freire, Piaget, Vygotsky, van a ir a enseñar así. Pero salen de la facultad, los contratan en instituciones educativas, llegan el primer día a clases y se transforman en su antiguo profesor de secundaria.

Las nuevas generaciones de maestros no enseñan como les indicaron en la universidad, sino como les enseñaron a ellos hace 20 años. Romper con eso es súper difícil, pero ese es el reto. Hay muchos profesores que lo hacen. Una de las cosas que a nosotros nos ayudó mucho fue entender que no estábamos inventando un cambio, sino que había muchos docentes que ya implementaban nuevas prácticas en sus aulas.

Observatorio: ¿Qué recomendación les daría a nuestros profesores?

Leonardo Garnier: Qué difícil. Para empezar me gusta mucho la forma en la que está evolucionando el Tec, ver este giro de nuevo hacia una educación más centrada en proyectos, que retoma el tema de la ciudadanía, del liderazgo, eso me parece muy bien. Además esa ambición de elevar el porcentaje de estudiantes que vienen de sectores económicos-sociales que no habrían podido normalmente pagar una universidad como el Tec, me parece que es asumir una responsabilidad con la sociedad. La experiencia que el estudiante tiene va a transformar al Tec, porque no solo aprende de los profesores, también aprende de los compañeros. Felicito al Tec porque se está moviendo en una dirección que me gusta, me parece que está trabajando para poner al estudiante en el centro del proceso.

La educación es la herramienta de cambio más importante. Es una herramienta indispensable para que cada estudiante se convierta en la persona que quiere y puede ser. 

Observatorio: En su opinión, ¿por qué es importante que se realicen eventos o congresos como el Congreso Internacional de Innovación Educativa?

Leonardo Garnier: Dos razones: primero, la educación es una herramienta indispensable para que cada estudiante se convierta en la persona que también quiere y puede ser. Es la herramienta de cambio más importante. Y segundo, es importante hacer actividades como este congreso porque, por lo general, nuestros sistemas educativos tienden a ser muy conservadores, muy reacios al cambio, muy tradicionales en la forma de entender el aprendizaje y por esa vía la educación en realidad, más que impulsar el cambio, lo frena.


Durante del 2° Congreso Internacional de Innovación Educativa, www.ciie.mx, Leonardo Garnier quien fue Ministro de Educación Pública de Costa Rica, presentó la conferencia "Educación Subversiva", en donde expuso el tipo de reformas que se están realizando en materia de educación en Costa Rica, así como el sentido que se busca para mejorar la sociedad en dicho país.

Imágenes:
2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa (2015). Recuperado de https://www.flickr.com/photos/ciietec 2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa (2015). Recuperado de http://www.ciie.mx/en/httpciiemxspeakerdeb- masters/leonardogarnier/

Entrevista a Juan Freire | Co-fundador de TEAMLABS

Entrevista por el Observatorio de Innovación Educativa

 

Juan Freire, es co-fundador de TEAMLABS “laboratorio”, conocido también como “la universidad sin aulas, sin profesores y sin exámenes”, orientado a la creación de experiencias de aprendizaje mediante la realización de proyectos en equipo y el uso del método de formación "Learning by Doing". TEAMLABS forma parte de la red internacional de educación emprendedora Mondragon Team Academy (MTA).

Observatorio: ¿Cuáles son los retos más importantes que actualmente enfrentan los profesores en las aulas?

Juan Freire: El reto fundamental que enfrenta un profesor es el cambio en su rol, debido a que ya no es la única fuente de información, ni el único medio para transmitir el conocimiento al alumno. Tampoco es quien decide qué conocimiento es relevante o no; para esto no se necesita un profesor, porque se puede hacer de otras maneras. Sin embargo, el profesor es más importante que nunca.

El nuevo papel del profesor implica un cambio total en su práctica pedagógica. Ahora al profesor le podemos llamar facilitador, acompañante o entrenador.

Al profesor le podemos llamar facilitador, acompañante o entrenador. De hecho me gusta el concepto de entrenador, porque en un equipo deportivo no es el que juega el partido, pero es el que hace que otros jueguen. En otros contextos el entrenador también es el que plantea buenas preguntas: en este caso no es tan relevante dar las respuestas como lo es hacer las buenas preguntas. Este es el nuevo papel del profesor, el cual implica un cambio total en su práctica pedagógica.

Observatorio: ¿Cuáles son las habilidades o competencias que nuestros alumnos deben desarrollar para enfrentar los retos del futuro?

Juan Freire: Creo que hay una habilidad esencial y es la del emprendimiento. No quiere decir que el alumno se vaya a convertir en un empresario. La habilidad del emprendimiento tiene que ver con la autonomía, la actividad, ser proactivo, tener la capacidad de enfrentarse a retos o problemas, buscar soluciones y ponerlas en marcha. Creo que esta es una habilidad fundamental para el mundo en el que vivimos.

El conocimiento personal y social, es decir, la inteligencia emocional y social, son otras habilidades clave. En otras palabras, necesitamos saber gestionar y relacionarnos con otros. El pensamiento crítico implica entender la diversidad del mundo y su complejidad, tomar conciencia y participar de esa pluralidad, no ir en contra, para generar nuevas oportunidades.

 Juan Freire durante su conferencia en el  CIIE 2015 .

Juan Freire durante su conferencia en el CIIE 2015.

Adicionalmente, existe una serie de habilidades técnicas que tienen que ver con lo que yo llamo “los nuevos lenguajes”. Hoy en día el lenguaje digital, de diseño y de la innovación, son habilidades técnicas que se han convertido a la vez en habilidades transversales y en lenguajes universales. Así como tuvimos que aprender a leer o escribir hace tiempo, ahora tenemos que aprender estos nuevos lenguajes.

Hoy en día "los nuevos lenguajes": el lenguaje digital, de diseño y de la innovación, son habilidades transversales y lenguajes universales.

Observatorio: ¿Cómo podemos contribuir al desarrollo del espíritu de la innovación en los niños o nuevas generaciones?

Juan Freire: Los niños y jóvenes necesitan espacios donde puedan experimentar, innovar, crear cosas nuevas, que puedan aprender desde la experiencia, la práctica o acción. Es necesario crear espacios de libertad y confianza. Venimos de un mundo con una educación muy estructurada donde todo sucedía con base en un plan o programa, todo estaba predefinido. Tienen que permitirse estos espacios de tranquilidad, de confianza y de libertad a la vez.


Juan Freire, es socio fundador de Teamlabs, Mondragon Team Academy. De acuerdo a su experiencia es que define nuevos planteamientos en la enseñanza, para lo cual invita a imaginar el futuro, hacer planteamiento de proyectos y organizarse en equipos para alcanzar lo que se ha imaginado.

Imágenes:
2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa (2015). Recuperado de https://www.flickr.com/photos/ciietec 2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa (2015). Recuperado de http://ciie.itesm.mx/es/httpciiemxspeakerdeb- masters/juan-freire/

Entrevista a María Acaso | Pionera del concepto rEDUvolution en España y América Latina

Entrevista por el Observatorio de Innovación Educativa

María Acaso, líder iberoamericana de rEDUvolution y docente de la Universidad Complutense de Madrid, nos habla de las dificultades para generar e innovar en educación. También nos habla de la Pedagogía Sexy y el Art THINKING, es decir, de la necesidad de incorporar el placer como elemento central de la educación y de la creatividad como característica primordial del profesor.

Observatorio: ¿Cuáles son los principales obstáculos para innovar en la enseñanza?

María Acaso: Habría que analizar la situación especial de cada país. En España por ejemplo, la facultad del magisterio tiene uno de los promedios de admisión más bajos, de tal manera que al final las personas que se dedican a enseñar lo hacen porque no saben qué les gusta, porque no tienen otra cosa mejor que hacer. Este acceso me parece nefasto. Siempre hablamos de Finlandia, pero es verdad que Finlandia lo que hace es seleccionar a los mejores estudiantes para que vayan a educación, no a ingeniería u otra licenciatura, sino a educación.

El trabajo de ser profesor es un trabajo profundamente intelectual que necesita de capacidades muy altas a todos los niveles. Es un trabajo que todos sabemos, los que somos profesores, que desgasta mucho. Es un trabajo muy político, y entonces necesitamos ahí a las mejores personas. Y esas personas tienen que estar muy bien formadas.

Además, yo lo que veo en los planes de estudio del magisterio o en las maestrías para la enseñanza media, es que son absolutamente anticuados para lo que se demanda de un profesor del siglo XXI. Asignaturas como: "Programación de unidad didáctica III", esa asignatura ya no sirve. Hay que meter humor, hay que meter cuerpo, hay que meter dinámicas de poder, hay que meter sistemas de evaluación disruptivos. O sea, toda esa formación de profesorado tiene que ser radicalmente diferente, y además tendrá que ir cambiando. Es decir, no podrá ser un plan de estudios que nos sirva para los 10 años restantes.

Los planes de estudio del magisterio son absolutamente anticuados para lo que se demanda de un profesor del siglo XXI (...) la formación de profesorado tiene que ser radicalmente diferente, y además tendrá que ir cambiando. 

Observatorio: ¿Qué tan importante es la creatividad en un profesor?

María Acaso: Yo creo que la competencia más importante de un profesor debería ser que fuese creativo. Casi me importa más que que su conocimiento sobre la materia. Si tú tienes un profesor creativo, que es capaz de diseñar todos estos espacios de aprendizaje diferentes, ya tienes el 90% ganado.

Pero otra cosa interesante es reformular qué significa la creatividad en el siglo XXI. En el siglo XXI, la creatividad no es la creatividad del genio del siglo XIX que se levantaba por la noche a pintar. La creatividad ahora mismo es el remix, es remixear. Y remixear no es copiar. Tú no copias la idea de alguien, porque tú lo que haces es apropiarte de esa idea. Esa idea la enlazas con tus pensamientos y creas otra idea nueva. Entonces a este respecto, a mí me gusta mucho un concepto que es el del profesor como DJ: un DJ coge canciones de otros y su aporte es la combinación de las canciones en su playlist. Creo que los profesores hoy en día tenemos que trabajar igual. Un profesor coge contenidos de diferentes personas, y su aporte es cómo lo combina en la misma clase. Tenemos que entender más la creatividad como este proceso de crear ideas nuevas a partir de las ideas de los demás, y que nuestro aporte es la combinación de las ideas de otros.

Observatorio: ¿Cómo puede utilizarse el arte para educar de manera disruptiva?

María Acaso: Justamente el nuevo concepto que estoy desarrollando se llama Art Thinking y deriva un poco de lo que es el Design Thinking, pues es más grande. El Art Thinking sería cómo utilizar el arte para transmitir cualquier asignatura, entendiendo que el arte incorpora dinámicas, performance, instalaciones, imágenes. Entonces, sería formar al profesorado en esas posibilidades que las artes tienen, no solo las artes visuales, sino las artes literarias, las artes musicales, todo lo que tiene que ver con el pensamiento divergente para llevar a cabo sus clases metodológicamente de forma diferente.

 María Acaso en el  CIIE 2015 . 

María Acaso en el CIIE 2015

La competencia más importante de un profesor debería ser que fuese creativo. En el silo XXI el profesor debe ser como un DJ. 

Yo lo utilizo permanentemente. Cada vez que doy un seminario o un taller, busco materiales diferentes y no sé cómo va a acabar la cosa. Pero en líneas generales siempre acaba mejor que la anterior. A veces he utilizado sábanas blancas, otras veces calamares, otras veces donuts. Y ese material diferente, que hace que surja el extrañamiento, funciona muy bien porque la gente no está aburrida. Estos materiales a la gente les excita intelectualmente, y eso hace que el proceso de aprendizaje sea mucho más interesante.

Observatorio: ¿De qué otra forma la creatividad puede hacer más atractivo un curso?

María Acaso: Una cosa que me gusta mucho hacer es llevar el naming a la pedagogía. Creo que lo que tenemos que hacer para trabajar la pedagogía del siglo XXI es coger conceptos de otras disciplinas y llevarlas a la pedagogía. El naming es una disciplina del marketing que consiste en diseñar nombres. ¿Por qué los bancos tienen nombres tan interesantes, por qué los cocineros ponen nombres interesantes y luego por qué los pedagogos ponemos nombres tan aburridos?. Uno de los valores que yo creo que tiene que hacer ese profesor creativo es dar nombre a sus clases, que esto es muy importante, que esos nombres sean tan interesantes y tan excitantes como los nombres de la publicidad.

Voy a poner un ejemplo: en Madrid teníamos un centro biológico que no iba nadie, que se llamaba Centro Biológico Nacional. Le cambiaron el nombre y lo llamaron Faunia, y ahora hay colas para entrar los domingos. Es decir, los nombres hacen que quieras las cosas, que las desees, y eso es lo que tenemos que conseguir los profesores. Por lo tanto, todas mis ponencias, todos mis conceptos, así como los que deberían desarrollar los profesores tienen que estar vinculados con un nombre que te llame la atención. "Pedagogía Sexy" yo ahora mismo no me acuerdo cuándo me salió, pero es que funciona muy bien. Tú dices a alguien: "pedagogía sexy" y ya hay una sonrisa en la boca. Y esto te hace pensar: ¿y qué significa?, entonces funciona el extrañamiento, y a partir de ahí ya empieza el conocimiento. Si yo llamase a una conferencia "Estrategias metodológicas para la educación del siglo XXI" todo el mundo estaría durmiendo.


Te compartimos la conferencia magistral "Del suspenso al suspense: Defendiendo el aprendizaje como un lugar para la pasión" impartida en el 2do. CIIE 2015, www.ciie.mx, por María Acaso, Investigadora, Docente y Líder Iberoamericana de Revolución Educativa.

Imágenes:
2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa (2015). Recuperado de: https://www.flickr.com/photos/ciietec/ page4 aulaplaneta (2014). María Acaso llama a los profesores a emprender la revolución educativa en rEDUvolution. Recuperado de: http://www.aulaplaneta.com/wpcontent/ uploads/2013/12/noticia114a.jpg mediacionartistica (2015). Foto María Acaso. Recuperado de: https://mediacionartistica.org/2015/ 02/11/programa-arteeducacion-porprimera- vez-en-arco-2015-entrevistacon- maria-acaso/   

Entrevista: Tyler DeWitt | Profesor-Investigador

Entrevistado por el Observatorio de Innovación Educativa

 

Tyler DeWitt participó en el 2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa, organizado por el Tecnológico de Monterrey. Tyler es profesor-investigador en el nivel medio superior y superior. Tiene un doctorado en Microbiología del MIT. Como docente se ha dedicado al desarrollo de modelos educativos que fomentan el pensamiento crítico y la creatividad mediante el arte de la narración.

Observatorio: ¿Cuál es la habilidad más importante que un estudiante debe desarrollar para hacer frente a los retos del futuro?

Tyler DeWitt: Hay muchas habilidades que se deben desarrollar, pero en mi mente de científico las más importantes son las habilidades de razonamiento científico. Creo que los estudiantes realmente necesitan la capacidad de ver la información, de ver los datos en el mundo que les rodea, y ser capaces de encontrarles sentido, para llegar a conclusiones lógicas basadas en la información que ven en el mundo.

Observatorio: ¿Cuáles son los retos más importantes que enfrentan los maestros hoy en día?

Tyler DeWitt: Existen muchos desafíos para los maestros. Para mí, el más importante es enseñar a los estudiantes cómo pensar, no solo a memorizar. Son dos habilidades muy diferentes. Y creo que tradicionalmente la educación en su mayor parte se ha centrado en la memorización, como es el aprendizaje de listas de definiciones y datos. Eso puede ser importante porque se necesita una base en un conocimiento básico, pero una vez que se ha atendido un nivel muy básico de antecedentes, los profesores tienen que cambiar su enfoque educativo, y empezar a enseñar a los estudiantes cómo pensar a través de problemas, cómo participar en la solución creativa de problemas y el pensamiento crítico, y todo ese tipo de cosas.

 Tyler DeWitt en el CIIE 2015.

Tyler DeWitt en el CIIE 2015.

Uno de los desafíos más importantes a los que se enfrentan los docentes es enseñar a los estudiantes cómo pensar, no solo a memorizar.

Observatorio: ¿Cuál ha sido su experiencia en el 2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa?

Tyler DeWitt: Hay tantas personas alrededor del mundo que participan en actividades de educación de manera muy diferente, y es una gran oportunidad para reunirse y hablar sobre lo que están haciendo en sus propios rincones del mundo.


Tyler DeWitt: Experto en Storytelling en la Enseñanza de las Ciencias, conferencista magistral en CIIE 2015, ciie.mx Tyler DeWitt es investigador científico y profesor de ciencias en preparatoria. También es creador de contenidos digitales. Como profesor se ha dedicado a desarrollar modelos pedagógicos que fomenten el pensamiento crítico, y la creatividad para el desarrollo de problemas, utilizando storytelling: el arte de contar historias.

Imágenes:
2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa (2015). Recuperado de: https://www.flickr.com/photos/ciietec 2do. Congreso Internacional de Innovación Educativa (2015). Recuperado de: http://ciie.itesm.mx/es/tyler-dewitt-teac hing-science-as-storytelling-how-engagi ng-students-in-the-process-of-authenticsience- can-bring-relevance-engagement -and-excitement-to-the-classroom/

Entrevista con Kristine Clerkin | Directora Ejecutiva del College for America de la Universidad de Southern New Hampshire

Entrevista por el Observatorio de Innovación Educativa

College for America es una universidad acreditada sin fines de lucro dedicada a facilitar a trabajadores adultos la posibilidad de obtener un título universitario a través de su modelo educativo basado en competencias. Kristine Clerkin fomenta en la institución la innovación disruptiva, el uso de tecnología y aplicación de nuevo conocimiento sobre el aprendizaje, con el fin de ayudar a más personas a cumplir sus metas a través de la educación superior (cbenetwork, 2016).  

Observatorio: ¿Qué condiciones o tendencias a nivel mundial están impulsando la educación basada en competencias?

Kristine C.: La educación basada en competencias está siendo impulsada en su mayoría por los empleos, las carreras, la necesidad que tenemos todos de aprender y ser aprendices a lo largo de toda la vida.

Pienso que ya no es suficiente graduarse de una universidad con un título y algunas calificaciones. Creo que los empleadores alrededor del mundo quieren estar seguros de que los graduados tengan habilidades reales, y quieren evidencia de ello. Es decir, las calificaciones dicen muy poco, en verdad. Aluden a una progresión de tiempo en la que alguien ha acumulado créditos, pero no significan que pueda hacer tareas básicas.

En los Estados Unidos y otros países del mundo los costos de la educación siguen en ascenso. Cada vez hay menos fondos públicos por parte del gobierno y los estudiantes tienen que pedir préstamos y adquirir una gran deuda. Ni siquiera pueden pagar esta deuda con un buen empleo, por lo que tienen que asegurarse de tener las habilidades que necesitaran para el futuro, saber cuáles son estas habilidades y poder demostrarlas.

Pienso que ya no es suficiente graduarse de una universidad con un título y algunas calificaciones. Creo que los empleadores alrededor del mundo quieren estar seguros de que los graduados tengan habilidades reales, y quieren evidencia de ello. Es decir, las calificaciones dicen muy poco, en verdad.

Creemos que el aprendizaje basado en competencias realmente ayuda al respecto. Y también diría que otro impulsor es la necesidad de los adultos (en los Estados Unidos, pero también en el resto del mundo), y estos son estudiantes no tradicionales que no pudieron tener una educación universitaria. Su vida laboral está cambiando, y tienen necesidades especiales en cuestión de educación. Sus necesidades son distintas: necesitan formas de educación más flexibles porque tienen familias y no pueden asistir a un campus por cuatro años y medio.

Por eso pienso que el estudiante no tradicional ha impulsado en gran medida el aprendizaje en línea en general, y pienso que la educación basada en competencias para cierto tipo de estudiantes es un excelente formato porque les permite avanzar rápidamente de manera flexible.

La flexibilidad del formato es muy importante, y creo que en general la tecnología es otro gran impulsor. Esto es la posibilidad de crear aprendizaje personalizado para los alumnos. El modelo industrial de asistir a clases en el aula sigue siendo el presente de la mayoría de nuestras universidades. Sin embargo, ahora tenemos la tecnología y la capacidad para personalizar el aprendizaje a lo que el estudiante ya sabe y puede hacer, para ayudarlo a avanzar de forma más rápida. Podemos hacer mucho más, y creo que aún no lo hemos logrado. Apenas estamos empezando a darnos cuenta de su impacto.

Observatorio: ¿La educación basada en competencias impactará a todas las instituciones de educación superior?

Kristine C.: Creo que todavía es muy pronto y las tecnologías todavía están desarrollándose. Es decir, creo que la principal razón es que la educación superior es una institución tradicionalista, conservadora, y muy difícil de cambiar. Conserva elementos muy tradicionales, como el profesorado, los administradores, el consejo directivo e incluso los alumnos desean que las cosas sigan como siempre.

En ocasiones, con los fondos públicos, los aspectos regulatorios en los Estados Unidos, por ejemplo, con el Departamento de Educación, con el Congreso, todos los estados tienen regulaciones y puntos de vista sobre cómo se debe impartir la educación superior. Entonces es difícil innovar frente a estas limitaciones.

 Kristine Clerkin

Kristine Clerkin

Existen estas partes tradicionalistas, están las regulaciones. La economía sigue sin favorecer a la educación. Los alumnos todavía pueden obtener mucho dinero de préstamos, y muchos alumnos siguen valorando al campus. Lo llamamos la experiencia de madurar. Es natural. Porque también contamos con un maravilloso campus y es para alumnos de entre 18 a 23 años que están aprendiendo cómo administrar su tiempo, administrar su dinero. Existe un beneficio real con todo eso. Pero la mayoría de nuestros alumnos no son así. Y pienso que la mayoría de las veces todavía pensamos así, que la percepción pública de la educación sigue mucho en ese campus. En la experiencia del campus.

Observatorio: ¿Existe alguna diferencia entre la universidad en línea y la escuela tradicional?

Kristine C.: Como ya lo ha mencionado nuestro presidente Paul LeBlanc de Southern New Hampshire University, en varios sentidos la educación en línea es mejor que la presencial para mucha gente porque puedes obtener más información y entender más al alumno. En nuestro programa vivimos en un océano de información y estamos nadando en él. Tenemos infinidad de información, la usamos, y actuamos con base en ella. Y justo ahí radica lo más importante que es a lo que le prestas atención.

Observatorio: ¿Cuentan con un departamento especial para el análisis de datos?

Kristine C.: Así es, y dentro de nuestra unidad más grande tenemos alrededor de 20 personas que recolectan información analítica y crean reportes diariamente. De esta manera, cuando llegas en la mañana ya sabes exactamente sobre lo que vas a trabajar ese día, a cuáles alumnos les está yendo bien y a cuáles no tan bien.

Observatorio: ¿Cómo usa su institución esta riqueza de información?

Kristine C.: Originalmente mucho fue dictado por los departamentos de mercadotecnia y admisiones. Pero creo que estamos viendo un cambio, o al menos una expansión del análisis de la información a un análisis del aprendizaje para entender cuáles son las características demográficas de los alumnos, cómo están aprendiendo, con qué tienen dificultades. Creo que ahí está nuestra oportunidad.

Observatorio: ¿Cuáles son algunos de los elementos diferenciadores de su programa?

Kristine C.: Nos concentramos mucho en nuestra retroalimentación rápida. Usualmente damos retroalimentación en 30 horas. No tenemos exámenes, los exámenes no son parte de nuestro modelo, todo es aprendizaje basado en proyectos. El alumno sube el proyecto a la plataforma, usualmente es un audio, video, presentación, ensayo, algún texto, hojas de cálculo, y los profesores los califican con base en una rúbrica. Se les da retroalimentación detallada, no solo una calificación como A, B, C. Es decir estas son las cosas que hiciste bien, estas son las cosas que tienes que mejorar, y estos son los recursos que te pueden ayudar.

La mayoría de los programas basados en competencias cuentan con un modelo de dominio del aprendizaje, es decir no existe el tener un 80%, 90%, 95% sino todos los alumnos tienen que lograr un 100% en el domino de los temas, por lo que tienen que volver a intentar y volver a enviar el proyecto o pueden seguir trabajando en él. La evaluación formativa contribuye más al aprendizaje que la evaluación sumativa, y eso está perfectamente correcto. La idea detrás de todo esto es aprender lo que sabes y lo que no sabes. En algún momento alguien tendrá que evaluarte y asegurarse de que sepas lo que estás haciendo.

Observatorio: Además de la Universidad de Southern New Hampshire, ¿qué otras instituciones están implementando educación basada en competencias?

Kristine C.: Existen varias. Por ejemplo, la Fundación Lumina está apoyando el modelo, así como la Fundación Bill & Melinda Gates.

Creo que hemos tenido un buen entorno en el Departamento de Educación, el Departamento Federal. El Presidente Obama trajo consigo una fuerte cultura de innovación en torno a la educación. No ha podido echar a andar las cosas con la velocidad deseada, en el gobierno las cosas no se mueven lo suficientemente rápido.

Observatorio: ¿En promedio, cuál es la edad de sus alumnos?

Kristine C.: College for America es principalmente para adultos, estudiantes no tradicionales. La edad promedio es de 35 a 40 años. Sin embargo, contamos con algunos alumnos jóvenes.

Observatorio: ¿Prevén que ese segmento del mercado crezca?

Kristine C.: El segmento es enorme. Tan solo en los Estados Unidos hay 40 millones de estudiantes, 40 millones de personas.

Observatorio: ¿Cree que la educación basada en competencias sea impulsada por los consumidores? En otras palabras, ¿la gente la buscará?

Kristine C.: Sí, creo que la gente la buscará. Porque van a ver las ventajas. En este momento es posible que no entiendan lo que es, porque es nueva. Pero a medida que crezca verán: "Así lo puedo hacer más rápido, con un menor costo, me ayudará a ahorrar dinero, tiene valor para los empleadores porque tengo habilidades reales. O puedo ir más despacio si así lo necesito". Creo que a medida que pase el tiempo verán y comenzarán a apreciar el valor del modelo.


Referencias
Sitio web de College for America: http://collegeforamerica.org/

Entrevista con Shane Nestle | Gerente General de TechShop Austin-Round Rock

Entrevistado por el Observatorio de Innovación Educativa

TechShop es un espacio que permite el acceso a  herramientas, equipo y software requeridos para  diseñar e innovar. TechShop Austin-Round Rock es una instalación de más de 5 mil metros cuadrados que  contiene las más avanzadas instalaciones para aprender  a utilizar herramientas, diseñar y crear nuevas cosas.  Ofrece clases, talleres y encuentros para personas de  todas las edades y niveles de habilidad (TechShop, 2016).   

Observatorio: ¿Cuáles son las  diferentes áreas de la TechShop?

Shane N.: Tenemos un taller de  carpintería, un área de textiles, un área  de metalurgia que incluye soldadura, metales delgados, enrollado, moldeado  y doblado para barriles o gabinetes.  También tenemos un equipo de chorro  de agua a presión que corta 6 pulgadas de  ancho de cualquier cosa, áreas de pintura  codificada y pulido con arena, y el área de  plásticos donde se puede doblar, torcer, moldear y formar con moldes o al vacío.  

Por otro lado, también está el  área central, el centro de todas las  actividades. Es el punto donde todas  las conversaciones intelectuales ocurren,  hablamos con la gente, vemos los proyectos de otras personas y de dónde va saliendo todo. También tenemos las  áreas de conferencia para juntas privadas,  o para reuniones grandes. Además contamos con estaciones de trabajo de cómputo, un laboratorio de electrónica y un taller de maquinaria.  

Observatorio: ¿Existen otras  configuraciones de TechShop en otros lugares con distintos tipos de máquinas?  

Shane N.: En general son iguales. Tratamos de mantener la oferta  uniforme, porque como miembro  de una eres miembro de todas. Y eso también incluye el entrenamiento para  cada equipo, para que puedas usarlo.  

Observatorio: ¿Planean incorporar  nuevas áreas en las que hayan visto  que existe un interés por parte de  sus miembros?  

Shane N.: Sí, somos receptivos al  respecto, por lo que evaluamos cada  nueva tecnología en cuanto sale para  ver si es viable usarla en nuestras shops. Muchas veces una shop la prueba para ver qué tal funciona, en lo que decidimos  sí usarla en las demás.

Shane Nestle

Observatorio: ¿Cuál dirías que  es el impacto que esta TechShop ha  tenido en los dos años que ha estado  en Austin?  
Shane N.: Esa es una buena pregunta. En realidad, le estamos dando a mucha  gente la oportunidad de empezar su  propio negocio. Mucha gente que ha  perdido su empleo o que acaban de salir  del ejército llega con nosotros. Tenemos  un paquete especial para veteranos.  

Por ejemplo, como vienen después de  estar en las fuerzas armadas, llegan  buscando un trabajo o una oportunidad  para hacer algo. Entonces hay muchos  veteranos que han venido y están  comenzando a construir su propio  negocio usando las herramientas  y recursos que les ofrecemos. De hecho,  eso es algo muy común con otra gente  aquí, aparte de los veteranos. Vienen y  empiezan sus negocios o sus ideas, otros  llegan solo por un interés y descubren que  lo que hacen es parte de lo que mucha  gente pide o tiene curiosidad, quieren  comprarlo o trabajar con ello. Y entonces  comienzan a pensar "puedo convertir  esto en un negocio" y empiezan a  experimentar con eso.  

Nosotros reducimos así el costo para  estas personas, para que puedan iniciar  su negocio. No necesitan tener el capital  de inversiones que usualmente se  necesita en esos casos.  

Observatorio: ¿Qué tan pronto pueden  empezar a hacer cosas o prototipos las  personas que llegan sin experiencia?  

Shane N.: Varía mucho de persona a  persona. Lo que nos proponemos es,  primero te enseñamos cómo usar las  herramientas de forma segura, para  que puedas experimentar. Después impartimos clases que vayan más allá  del primer uso de la herramienta, para  tratar de ayudarte a aprender el siguiente  paso.

En soldadura, por ejemplo, la primera clase es prácticamente  lo fundamental de cómo encender la  máquina, lo que quieres hacer y que  des tus primeros pasos de forma segura.  Después tenemos una escalera de clases.  La siguiente clase vienes y aprendes  cómo se ve una soldadura correcta, cómo  operar la máquina, y vas aprendiendo a  trabajar con materiales distintos. Sigues  con aluminios. Vas tomando distintos  pasos que requieren un poco de tiempo.  

Pero la ventaja de eso también es  que proveemos todas las herramientas  y equipo que necesitas. Entonces  literalmente puedas llegar, sentarte  y experimentar a tu propio ritmo, y  aprovechar tu tiempo para aprender,  lo que aumenta rápidamente tu  capacidad de aprendizaje, sin tener  que invertir ningún centavo para  adquirir equipo y materiales.  

Regresando a lo que mencionaba,  depende de las personas qué tanto se  quieren documentar, qué tan rápido  aprender y qué tan inquisitivos son. Este también es un factor importante. Mucha gente inquisitiva está dispuesta  a cometer errores. En los Estados Unidos,  se nos enseña: "No cometas errores. Necesitas hacerlo de forma perfecta", y  por eso la gente tiene miedo de intentar.  Pero las personas exitosas pueden  superar este obstáculo. Comprenden  que van a cometer errores y están listos  a equivocarse. Hay una frase que dice:  "Equivócate mucho y equivócate pronto,  para que puedas dar con la solución".

Entonces si ya estás familiarizado con el software, puedes hacer un prototipo virtual rápidamente. Tenemos una asociación con Autodesk, quienes tienen el programa Inventor, con el que puedes  construir una máquina, la puedes echar a andar, puedes ponerla a prueba, revisar los niveles de temperatura, etcétera. Puedes ver si las cosas van a chocar,  puedes construir tu máquina de forma virtual primero, y después comenzar a  construir las piezas. Entonces tan solo ese  proceso te permite ver cómo funciona y hacer ajustes, o también preguntarte  "¿qué pasa si muevo esta pieza de aquí  para acá?", y ahí es donde ocurre el  progreso.   

Observatorio: ¿Se paga por una  clase o las clases son parte de una  membresía?  

Shane N.: Se paga por cada clase  dependiendo de lo que quieras o  necesites.  

Observatorio: ¿Cuál es el costo  promedio de un curso, y cuánto dura?

Shane N.: Generalmente, de 30 a 40 dólares la hora.  

Observatorio: ¿Es necesario pagar  una cuota para ser miembro de la  TechShop?

Shane N.: Sí. La membresía está basada  en cuotas y puede ser diaria, mensual o  anual. Damos varias opciones. Los precios  se pueden encontrar en línea, también.  

Observatorio: ¿En qué crees que la TechShop puede contribuir al sector  educativo?  

Shane N.: Hay personas que ya tienen el  conocimiento y que están dispuestos a  hablar con otros miembros y compartirlo. Los instructores generalmente también  son miembros. Escogemos a nuestros  instructores porque ya cuentan con un  amplio conocimiento en un área específica. Y están dispuestos a compartir  ese conocimiento con otros, porque les  gusta hacerlo. También les damos  compensación. Buscamos gente que  tengan un profundo conocimiento de un área, no que lean un papel y den una  clase.  

 TechShop

TechShop

 TechShop

TechShop

Observatorio: ¿Cómo encuentran a sus  instructores, o cómo los seleccionan?  
Shane N.: Usualmente es de boca  en boca dentro del mismo lugar.  Para nuevas shops tengo que poner  anuncios buscando gente que tenga  el conocimiento requerido.  

Observatorio: ¿Tienes alguna idea  de cuánto cuesta abrir una TechShop?  
Shane N.: Cuestan 2 millones de dólares  incluyendo la construcción, los materiales  y el equipo.

Observatorio: ¿Cómo se decide la ubicación de una nueva TechShop?

Shane N.: Usualmente es por asociación  con un inversionista, como en esta  ubicación, que está asociada con Lowe's.  Es un experimento para la nación, para  Lowe's, para ver si existe una buena  relación simbiótica. Tenemos una en  el campus de Arizona State University  (ASU). Tenemos una asociación con Ford,  tenemos una asociación con DARPA. En general, si alguien está interesado enTechShop, hay una cuota que tienen  que pagar para hacer un experimento,  o un análisis de la ubicación y del área,  para ver si es viable abrir una TechShop.  Después, tenemos que obtener fondos  de inversionistas para construir las  instalaciones. En este momento  básicamente todas las shops tienen su  base en asociaciones. Eso es también  parte del análisis del inversionista cuando  quieren abrir una shop, para determinar  los riesgos y recompensas para esa  participación en el mercado.  

Observatorio: ¿Cómo ha funcionado  esta asociación con ASU?
Shane N.: Muy bien. Ha sido muy exitosa  para ellos, y de hecho están buscando  expandir continuamente la integración  de la TechShop en la universidad.

Observatorio: ¿Cuál es la época  más activa para la TechShop?  

Shane N.: Tenemos a la gente que  empieza sus negocios, ellos tienden  a visitarla más durante el día. Y también  tenemos a la gente que trabaja todo el  día, y en la noche está listo para venir  y tomar clases, o trabajar en sus  proyectos. Tiende a haber un empalme  en la tarde, entre las 5:00 y las 7:30 u 8:00, que es cuando ofrecemos la mayoría de las clases. Hacemos encuestas cada día  para saber cuál es el mejor momento  para ellos para tomar una clase, cuándo  les gustaría que diéramos clases, cuándo  les es posible asistir. Para ese aspecto,  tratamos de encontrar lo que funciona  en el salón de clases. Ahí es cuando la mayoría de la gente viene a trabajar.  Fuera de eso, se ven fluctuaciones  dependiendo del día que sea. El promedio, qué tanta actividad hay, varía  de día a día. Por ejemplo, usualmente el  sábado hay más gente que el domingo.  La mayoría de nuestras shops están en  áreas centrales, donde la gente no tiene  acceso a espacios para trabajar en sus  proyectos, o no tiene las herramientas.  

Observatorio: ¿Cuentan con TechShops en otros países además de los Estados Unidos?
Shane N.: Aún no.  

Observatorio: ¿Estarían interesados en hacer algo con México, con una universidad mexicana?  
Shane N.: Claro. TechShop busca  asociarse con cualquiera que tenga  una mentalidad afín a la nuestra, que sentimos que les podemos proveer de  un servicio y con aquellos que quieran  hacer crecer el Maker Movement. Absolutamente.  

Observatorio: ¿Organizan eventos de networking, en los que los creadores puedan ver lo que otra gente está  haciendo? ¿Dónde los organizan?

Shane N.: Contamos con eventos  constantemente con quienquiera que  esté interesado en usar el espacio para  reunirse de manera pública. Si quieren  tener una junta abierta al público para  discutir ciertos temas, ofrecemos nuestro  espacio a ese tipo de eventos, porque atrae a nuevas personas. También les informa a nuestros miembros de lo  que está sucediendo. Crea un diálogo. Además contamos con actividades  abiertas al público en ciertas fechas.  Promovemos la shop cada trimestre,  haciendo un open house para que la gente  venga y vea lo que estamos haciendo. Como mencioné, quien desee organizar  un evento relacionado con creaciones  puede hacerlo. Si lo hacen con fines de  lucro, podemos rentarles áreas también. Pero tenemos encuentros públicos  múltiples veces cada semana  en la misma shop.    


Referencias
Sitio web de TechShop: http://www.techshop.ws

Imágenes:  Kane, E. (2015, febrero 27).  Club de Inventores cada viernes  en la mañana en TechShop Chandler.  Recuperado de:  https://www.flickr.com/photos/  eileenmkane/16497601148/  Krejci, K. (2013, enero 21). TechShop.  Recuperado de: https://goo.gl/9TAUgu  Techshop (2016). About TechShop, Inc.  Recuperado de: http://www.techshop.  ws/TheMakerMovementManifesto.html  Vacher, S. (2011, junio 11).  Haciendo el makerbot.  Recuperado de:  https://www. flickr.com/photos/  tru-lepig/5874707331/