TableroTec: una app de modelación virtual para mejorar la calidad y productividad de procesos reales

tablero-tec.jpg

Para que los estudiantes desarrollen las competencias esperadas a lo largo de su carrera es indispensable proporcionarles espacios y herramientas adecuadas.

Como profesor y director de la carrera de Ingeniería Industrial y de Sistemas (IIS), tuve la oportunidad de conocer y analizar más de 30 presentaciones finales de los proyectos integradores realizados por los alumnos para diferentes empresas. Estos proyectos representan el pináculo de sus estudios, donde deben trabajar en contextos y problemas reales que les permitan validar sus competencias disciplinares y transversales. Una de mis mayores sorpresas fue descubrir que: Más del 90% de los proyectos integradores de la carrera de IIS llegan solamente a la etapa del diseño de la solución, sin lograr probarse o implementarse.

Con esta evidencia concluimos que un proyecto integrador no es el espacio más adecuado para desarrollar la competencia de “solución de problemas organizacionales utilizando herramientas de Ingeniería Industrial”.

Más del 90% de los proyectos integradores en la carrera de Ingeniería Industrial y de Sistemas llegan solamente a la etapa del diseño de la solución, sin lograr probarse y mucho menos implementarse.

Las principales causas del limitado alcance son:

  1. Problemas para obtener la información. El 50% del tiempo invertido en los proyectos se utiliza para definir el problema y obtener los datos cuantitativos para su acotación y generación de alternativas de solución.
     
  2. Problemas con el uso de la información. El 40% de los proyectos no muestran un análisis cuantitativo para fundamentar su propuesta de solución utilizando métodos cuantitativos de Ingeniería Industrial como Control Estadístico de Calidad, Six Sigma y Lean Manufacturing. 


Durante las fases restantes del ciclo de solución de problemas (prueba, implementación, operación y medición) hay aspectos sistémicos difíciles de cuantificar:

  1. Actitud y compromiso del personal.
     
  2. Confiabilidad de los equipos y maquinaria.
     
  3. Métodos de comunicación e información.
     
  4. Resistencia al cambio innata del ser humano.


Al no contar con esta experiencia, es muy difícil que el alumno tenga una visión completa de su capacidad para solucionar problemas reales.

Entonces, ¿cómo podemos aseguramos que nuestros alumnos desarrollen competencias si no tienen los espacios ni las herramientas para hacerlo? Las empresas requieren de ingenieros industriales que:

  1. Hayan vivido varias experiencias de solución de problemas, donde hayan probado sus propuestas de soluciones, revisado sus errores o entendido el impacto de variables no cuantificables como el compromiso o la actitud de las personas involucradas.
     
  2. Utilicen datos “duros” para elaborar análisis cuantitativos que permitan encontrar las causas de los problemas, diseñar alternativas de mejora y medir los resultados de desempeño finales.


Para mitigar estos problemas desarrollamos una aplicación web que modela virtualmente y en tiempo real procesos productivos reales para conocerlos, para mejorar algún criterio de desempeño o para medir el nivel de desempeño de un proceso ya mejorado. La aplicación se llama Tablero Tec (tablerotec.com) y actualmente se encuentra disponible solo para profesores y alumnos del Tec.

Si no cuenta con acceso, en este video puede conocer su funcionamiento.

¿Cómo podemos asegurarnos que nuestros alumnos desarrollen ciertas competencias si no tienen los espacios ni las herramientas para hacerlo?

La app “Tablero Tec” permite:

  1. Modelar procesos con alta flexibilidad de configuración para representar cualquier tipo de proceso (continuo, intermitente, mixto) y cantidad de estaciones de trabajo (desde 1 en adelante).
     
  2. Recolectar información completa y oportuna de un proceso utilizando dispositivos móviles (celulares o tabletas) como sensores que indiquen el inicio y fin de los ciclos de trabajo.
     
  3. Visualizar en tiempo real y en una pantalla los flujos de información/material del proceso y los parámetros de tiempos de entrega, tiempos de ciclo y tiempos de espera.
     
  4. Almacenar la información en forma inmediata y confiable para futuras consultas y análisis.

Con la app “TableroTec”, se puede modelar cualquier tipo de proceso, cantidad de operaciones y ubicación. Es decir, desde procesos básicos en línea con 2 o 3 estaciones realizados en un salón de clases, hasta modelar procesos complejos de flujo intermitente con más de 10 estaciones automatizadas operando en una planta automotriz. Con este esquema la recolección de datos se hace en forma rápida, completa y con pocos recursos (acceso al internet y a dispositivos móviles) de tal manera que el tiempo del proyecto se dedique principalmente al diseño de la solución, pruebas y medición para validación.

Las empresas requieren de ingenieros industriales que tengan experiencia en la solución de problemas y sepan elaborar un análisis cuantitativo para encontrar las causas a esos problemas y proponer alternativas de mejora.

El proceso de operación es muy sencillo: el profesor o usuario principal configura la app al elaborar un diagrama con las estaciones, define el producto, y establece los parámetros de la recolección de datos (tiempo a recolectar, tipo de producto, configuración seleccionada). La app genera un espacio donde los alumnos se conectan mediante un código en su smartphone o tableta con lo que se genera una red de información entre los dispositivos móviles (las estaciones de trabajo) y el servidor (la app). Al indicar en cada dispositivo el inicio y fin de cada ciclo, la app recoge la información y genera los flujos de información y parámetros de proceso de forma dinámica y real.

Es importante tomar en cuenta los siguientes riesgos en términos de funcionalidad de la app que se identificaron:

  1. Necesidad de capacitación. Si bien la app es de fácil uso y cuenta con videos tutoriales, los alumnos requieren de una sesión de entrenamiento en la app para poder usarla en forma correcta
     
  2. Uso de Internet. Requiere de una red de internet confiable que permita la comunicación entre los dispositivos móviles y el servidor.
     
  3. Resistencia al cambio. Un efecto interesante observado es el rechazo de algunos alumnos a mostrar con datos cuantitativos sus mejoras. No están acostumbrados a mostrar efectos de su implementación ya que la mayoría de sus proyectos llegan hasta la fase de diseño de la propuesta.

Hasta el momento la app tiene capacidades básicas, pero con un mayor uso puede enriquecerse con funcionalidades de otros niveles como cálculo de capacidad o indicadores claves de desempeño como el OEE (Overall Equipment Effectiveness), por mencionar algunos.


Acerca del autor
Miguel Rocha Romero es Director de la Maestría MIP del Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro. Cuenta con un doctorado por la University of Alberta y se especializa en procesos de mejora como Lean Manufacturing, Six Sigma, ISO 9001, IATF 16949 y el Premio Nacional de Calidad.