“Los rankings son una versión limitada de lo que una universidad puede aportar”

A pesar de que los rankings universitarios siguen siendo un factor de gran peso cuando se trata de elegir universidad, son cada vez más los estudiantes que se concentran más en otros factores como las tasas de empleabilidad. 

En entrevista para El País, Louise Simpson, directora de The World 100 Reputation Network y ex directora de comunicación de la Universidad de Cambridge, habla sobre rankings y reputación universitaria. Simpson señaló que hoy más que nunca, donde los alumnos tienen a su alcance cursos de profesores de Yale o Stanford gracias a los MOOC, las universidades tienen que demostrar que el dinero y el tiempo que sus estudiantes invierten para obtener un título merecen la pena. 

Con este fin, The World 100 Reputation Network ha creado un sistema de seguimiento de marca  para universidades, a través del cual recaban anualmente la opinión de estudiantes actuales y potenciales, ex alumnos, profesores y empresas. Simpson señala que la clave es no querer destacar en todo y centrar los esfuerzos en la especialización. “La diferenciación tiene que llegar a través de la excelencia académica, del sistema de enseñanza, de un programa concreto que es único en su campo, de un profesor brillante que es el mejor en su especialidad... Sobre todo si se quiere atraer a alumnos internacionales”, señaló la directora.

Es así como la tendencia se aleja cada vez más de la obsesión en los grandes rankings para ir hacia un enfoque que destaca a las personas. Por un lado, los profesores con sus áreas de experiencia y por otro, los propios alumnos, destacando sus habilidades y no únicamente el nombre de la institución que aparece en su título.

Lee la entrevista completa en El País.