Dominicanos y mexicanos: Los alumnos más felices del mundo

¿Quiénes son los estudiantes más felices del mundo?

De acuerdo con un nuevo estudio, los estudiantes más felices del mundo son adolescentes de República Dominicana y México. Estos hallazgos forman parte de un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD). Aunque el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA es más conocido por sus datos sobre los resultados académicos de cada país, PISA analizó por primera vez la satisfacción y felicidad de los estudiantes, sus relaciones con sus compañeros, maestros y padres y cómo pasan su tiempo fuera de la escuela.

El informe sobre el bienestar de los estudiantes, Students’ Well-Being: PISA 2015 Results, encontró que los adolescentes que se sienten parte de su comunidad escolar y disfrutan de buenas relaciones con sus padres y profesores tienen más probabilidades de desempeñarse mejor académicamente y ser más felices en la vida. El informe define bienestar como "aquellas cualidades psicológicas, cognitivas, sociales y físicas que los estudiantes necesitan para vivir una vida feliz y satisfactoria".

Para realizar este informe PISA encuestó a 540,000 alumnos de quince años de 72 países para calificar sus vidas en una escala del 0 a 10, donde 0 indicaba la peor vida posible y 10 la mejor. En general, PISA encontró que la mayoría están relativamente satisfechos con su vida, el promedio fue de 7.3, pero los estudiantes de República Dominicana, México, Costa Rica, Colombia, Lituania, Islandia y Finlandia se sitúan entre los más felices.

Los países se clasifican en orden descendente de acuerdo al porcentaje de estudiantes que declararon estar muy satisfechos con su vida. Fuente: OECD, PISA 2015 Databes, Tables III.3.2 and III.3.8

Los países se clasifican en orden descendente de acuerdo al porcentaje de estudiantes que declararon estar muy satisfechos con su vida.
Fuente: OECD, PISA 2015 Databes, Tables III.3.2 and III.3.8

Por otro lado, los estudiantes de los países que destacan en el Informe PISA en ciencias y matemáticas reportaron baja satisfacción con sus vidas, excepto aquellos de Finlandia, Holanda y Suiza, países que parecen ser capaces de combinar buenos resultados académicos con estudiantes satisfechos y felices.

Aunque la tendencia es creer que las largas horas de estudio y el exceso de exámenes y tareas son la causa de los niveles bajos de felicidad y de la ansiedad en los adolescentes, el informe encontró que "no hay relación entre el tiempo que pasan estudiando, dentro o fuera de la escuela, y su nivel de felicidad". Los datos mostraron que hay otros factores que hacen una diferencia en el bienestar de los estudiantes: La relación con sus maestros, padres y con su escuela.

PISA encontró que "los estudiantes más felices tienden a reportar relaciones positivas con sus maestros". Se sienten menos estresados y ansiosos, incluso en temporada de exámenes, cuando tienen un maestro en el que pueden confiar.

Pero los padres de familia también pueden hacer la diferencia. Actividades tan sencillas como platicar y comer juntos en la misma mesa pueden hacer una gran diferencia en el bienestar de los niños. Los resultados de este Informe PISA muestran que "pasar el tiempo hablando con mis padres" es la actividad más fuertemente asociada con la satisfacción y felicidad de los estudiantes.

Docentes y padres pueden trabajar juntos para motivarlos y ayudarles a superar el miedo al fracaso. "Estos hallazgos muestran cómo los maestros, las escuelas y los padres pueden hacer una verdadera diferencia en el bienestar de los niños", dijo Gabriela Ramos, Jefa de Gabinete de la OCDE, al presentar el informe en Londres. "Juntos pueden ayudar a los jóvenes a desarrollar un sentido de control sobre su futuro y la resiliencia que necesitan para tener éxito en la vida. No hay ningún secreto, funcionamos mejor cuando nos sentimos valorados y cuando alguien nos tiende una mano para tener éxito", agregó Ramos.

Aunque mejorar el bienestar de los estudiantes no es una tarea fácil, estos hallazgos muestran que maestros, padres de familia y escuelas pueden hacer una verdadera diferencia. "Juntos pueden atender sus necesidades psicológicas y sociales y ayudarles a desarrollar las habilidades que necesitan para tener éxito en la vida", dijo Andreas Schleicher, Director de Educación y Habilidades de la OECD.

Para más información, descargar el reporte


Fuente: OECD (2017), PISA 2015 Results (Volume III): Students' Well-Being, OECD Publishing, Paris.
DOI: http://dx.doi.org/10.1787/9789264273856-en