El mindfulness ha llegado a las aulas

El estrés no sólo afecta a la población adulta. Hoy más que nunca, estamos viendo niños, desde preescolares hasta adolescentes, con ansiedad, depresión, estrés y otros problemas de salud mental que los afectan en todos los aspectos de sus vidas. En la escuela, los maestros están advirtiendo estas señales entre sus estudiantes: niños que reaccionan agresivamente, bajo desempeño, depresión, aislamiento y bajas calificaciones, por nombrar algunas.

En muchos casos, el estrés se debe a problemas en el hogar. Un padre en la cárcel, problemas de dinero, inmigración o desahucios, pero en muchas ocasiones también se debe a problemas actuales como el famoso fear of missing out o "miedo a perderse algo", el seguimiento constante de las actividades de sus amigos y compañeros en redes sociales. ¿Qué puede hacer un maestro en estos casos? No es secreto que los docentes muchas veces hacen más de lo que su profesión le requiere para ayudar a sus estudiantes en apuros, ya sea a través de tutorías, visitas al hogar o incluso, proveyendo alimento y tampones. Pero hay límites a lo que el docente puede hacer.

Es por eso que muchas escuelas ya están tomando medidas al respecto. Matt Zalaznick de District Administration escribió un artículo con interesantes ejemplos de distritos escolares de los Estados Unidos que utilizan técnicas de mindfulness o atención plena como parte de sus rutinas escolares.

Un ejemplo es el West Bridgewater School District en Massachusetts, donde los maestros fueron entrenados para enseñar a sus estudiantes a respirar y a utilizar otras técnicas de relajación que se aplican en el aula, especialmente antes de una prueba. Incluso, a los niños de preescolar se les enseña a respirar y relajarse por un momento antes de salir de la cafetería y volver a clase.

La buena noticia es que estas prácticas no son solo una moda, están funcionando. El distrito examinó el bienestar social y emocional de los estudiantes al principio y al final del año escolar 2015-16 mostrando una "fuerte disminución en los problemas de conducta" y una disminución en los niveles de ansiedad y depresión de los estudiantes, informó Zalaznick.

Niños practican meditación en clase en una escuela del distrito West Bridgewater, en los Estados Unidos. / District Administration

Niños practican meditación en clase en una escuela del distrito West Bridgewater, en los Estados Unidos. / District Administration

Pero, ¿qué es exactamente el mindfulness? Según la Dra. Amy Saltzman, directora del  Association for Mindfulness in Education, es "Prestar atención al aquí y el ahora, haciendo todo lo posible para no pensar en el pasado o en el futuro". Las técnicas de atención plena, como la respiración profunda, tiempos de "silencio mágico", practicar el yoga o escribir en un "diario de gratitud", pueden aplicarse en el aula sin perder tiempo de clase. Algunos profesores inician su clase con cinco minutos de respiración profunda y meditación. Otros asignan a los estudiantes escribir en un diario lo que los hace felices.

"El objetivo principal es lograr que los estudiantes se apoyen en el mindfulness para responder en lugar de reaccionar a las cosas", dice Karen Ritter, subdirectora de enseñanza y aprendizaje en East Leyden High School, en los suburbios de Chicago. "Eso es lo que está haciendo que los niños se metan en problemas. Que reaccionan impulsivamente", informó Ritter a District Administration.

Estas prácticas no sólo son buenas para los estudiantes, también los maestros se benefician de estas técnicas notando que ellos mismos se sienten menos estresados. En las escuelas públicas de Erie, en Pensilvania, la práctica del mindfulness ha llegado. La escuela ofrece clases gratuitas de yoga para sus empleados. Los maestros que participan en estos programas reportan mejoras en su comportamiento y están aprendiendo a tomar decisiones conscientes, como asegurarse de dormir ocho horas o beber suficiente agua durante el día.

Docentes de la East Leyden High School en Illinois, practican técnicas de relajación. / District Administration

Docentes de la East Leyden High School en Illinois, practican técnicas de relajación. / District Administration

Por otro lado, los padres están comenzando a exigir programas de aprendizaje socio-emocional y meditación en las escuelas. Los padres quieren que sus hijos aprendan sobre temas de salud mental en el aula desde temprana edad. Una encuesta realizada a 1,000 padres de familia del Reino Unido con niños menores de 18 años mostró que cuatro de cada cinco creían que proteger la salud mental de sus hijos era una de sus principales preocupaciones. "El aprendizaje social y emocional es como una póliza de seguros para una vida sana, positiva y satisfactoria", dice Linda Lantieri, educadora y experta en aprendizaje socio-emocional y mindfulness.

Hoy vemos que docentes y escuelas de todo el mundo están comenzando a prestar atención y a responder a los signos de ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental en los estudiantes. No sólo para elevar sus calificaciones y puntajes de la prueba PISA, sino también para construir un vínculo más fuerte con sus estudiantes.

Fuente: District Administration