Bloomberg: Solo el 3% de los graduados de MBA inician su propio negocio

En un mundo donde las startups abundan y el emprendimiento es venerado, las mejores escuelas de negocios como la Escuela de Administración y Dirección de Empresas Sloan del MIT y la Escuela de Negocios de Stanford, están tratando de atraer estudiantes ofreciendo programas enfocados en el emprendimiento.

"Tenemos laboratorios, estudios, aceleradoras y hackathons", dijo Bill Aulet, director del Martin Trust Center for Entrepreneurship del MIT, en un reporte de Bloomberg. El centro ofrece cursos, programas y recursos que animan a los estudiantes a iniciar su propio negocio.

De acuerdo con datos de la más reciente Encuesta de las Mejores Escuelas de Negocios publicada por Bloomberg en el 2016, las mejores escuelas para emprendedores, basadas en el porcentaje de estudiantes que iniciaron un negocio poco después de graduarse, son:

  1. Babson (19%) 
  2. Stanford (16.4%)
  3. UC Berkeley  (12.5%)
  4. Oregon  (10.3%)
  5. Harvard (9.2%)
  6. UC San Diego (9.1%)
  7. Rutgers (7.0%)
  8. MIT (7.0%)
  9. Utah (6.7%)
  10. Howard (6.5%)

Pero ¿qué pasa con los estudiantes que quieren una carrera más tradicional? ¿Qué pasa con aquellos que prefieren a un empleador grande y establecido? Los reclutadores dicen que las habilidades que las escuelas de negocios impulsadas por el espíritu empresarial enfatizan (como la creatividad, la colaboración, y el storytelling) son las menos deseadas por los grandes empleadores.

Esa fue la conclusión de una encuesta realizada por Bloomberg a más de 1,000 reclutadores, 15,000 ex-alumnos y 9,000 recién graduados de MBA.

"A muchos egresados de carreras de negocios no les gusta que les digan qué hacer", dice Derick Kurdy, quien trabaja para Johnson & Johnson. "Se aburren fácilmente y no siempre se ajustan bien a la cultura corporativa".

Por otra parte, otro gran hallazgo de la encuesta mostró que la mayoría de los graduados de negocios van a trabajar para las grandes empresas y solo el 3% de los recién graduados comienzan su propio negocio. En gran medida, los altos costos de estudiar un MBA son los culpables de este resultado. 

Sin embargo, las escuelas de negocios no son sólo plataformas de lanzamiento para emprendedores y el “espíritu empresarial” no es exclusivo para las startups y las empresas de tecnología. Habilidades como ser creativo, autodidacta, resiliente y no tener miedo a tomar riesgos son útiles y necesarias en muchas industrias.