Investigación confirma efectividad del pre-kínder

Un nuevo informe de Brookings Institution y Duke University muestra que los niños que asisten a pre-kínder están mejor preparados para la educación preescolar que aquellos que no lo hacen.

El documento "El Estado Actual del Conocimiento Científico sobre los Efectos de Pre-Kindergarten", elaborado por un grupo interdisciplinario de científicos, recomienda que los niños asistan al pre-kínder.

La investigación encontró que los infantes con circunstancias económicas desfavorables se beneficiaron más, y las áreas con mayor progreso fueron las matemáticas y la alfabetización.

Los neurocientíficos han estimado que en los primeros años de vida el cerebro crea cerca de 700 conexiones neuronales cada segundo, por lo tanto, es durante este tiempo cuando el desarrollo de los niños puede ser influenciado.

Interacciones consistentes y receptivas entre maestros y niños, y entre compañeros de clase, son la clave para el éxito del pre-kínder. Desafortunadamente, no todos los programas son efectivos, por ello, los expertos recomiendan tres acciones que contribuyen a un aprendizaje temprano exitoso:

  1. Proporcionar actividades atractivas y adecuadas para los niños pequeños, ya que esto les dará las habilidades que necesitarán en fases posteriores.
  2. Otorgar una formación profesional a los maestros.
  3. Establecer salones de clase organizados y positivos.

Es importante señalar que los planes de estudio enfocados en habilidades específicas son mucho más efectivos que los programas whole-child.

Los autores llegaron a la conclusión de que la educación preescolar debe ampliarse siempre y cuando se desarrolle un riguroso sistema de evaluación.