Nuevo reporte ofrece una radiografía de los líderes de la educación superior

El perfil del presidente universitario está cambiando lentamente. En los Estados Unidos, el típico presidente universitario sigue siendo un hombre blanco de 60 años, un nuevo estudio ha encontrado.

En su octava edición, el American College President Study 2017, publicado por el Consejo Americano de Educación, ofrece una radiografía de los líderes de la educación superior en los Estados Unidos: la demografía presidencial, trayectorias profesionales, procesos de selección y responsabilidades de los líderes universitarios.

"Las presiones para transformar la educación superior están en aumento, haciendo que el trabajo del presidente universitario sea aún más duro", dice el informe. "La educación superior ha alcanzado un punto de inflexión a medida que el cuerpo estudiantil se diversifica, las inscripciones se estancan, la volatilidad financiera crece y los climas políticos se vuelven más intensos y tumultuosos".

Llevado a cabo cada cuatro o cinco años, este estudio es un importante censo de la educación superior estadounidense. Este año, el estudio se deriva de una encuesta realizada en el 2016 a más de 1,500 líderes universitarios de todo el país.

En general, la edad promedio de los presidentes universitarios es de 62 años, según la encuesta, una década mayor que en 1986. Además, el porcentaje de presidentes mayores de 71 años aumentó a 11 por ciento. 

En términos de diversidad, el estudio encontró que el porcentaje de mujeres que ocupan el puesto de presidente en las universidades fue de 30 por ciento, mientras que el porcentaje de presidentes identificados como mujeres hispanas fue de sólo 2.9 por ciento. Por otra parte, tan sólo el 17 por ciento de los encuestados son miembros de minorías raciales o étnicas, lo que representa un aumento de tan solo 10 puntos porcentuales desde 1986.

"La diversificación en educación superior continuará creciendo en importancia, especialmente a medida que el cuerpo estudiantil del país sea cada vez más diverso", dijo la presidenta del Consejo Americano de Educación, Molly Corbett Broad. "Tengo la esperanza de que esta investigación ayudará a trazar un curso para el futuro del liderazgo en educación superior".

Otros hallazgos clave del estudio incluyen:

  • El camino más común hacia la presidencia sigue siendo la ruta tradicional de la academia (43 por ciento).
  • La proporción de líderes que llegaron a la presidencia desde fuera de la academia fue sólo del 15 por ciento.
  • Sólo el 24 por ciento de los presidentes informó que su institución cuenta con un plan de sucesión presidencial.
  • Dos de cada tres presidentes fueron contratados mediante el uso de un consultor.

Por otra parte, el informe también examina los puntos de vista de los presidentes sobre el futuro de la educación superior en tres áreas clave: diversidad e inclusión; financiación estatal y clima político; y otros temas relevantes sobre el futuro de la educación superior.