Usar simulaciones en las clases de ciencias puede mejorar el aprendizaje

Alumnos usando simulaciones PhET.

Alumnos usando simulaciones PhET.

La ciencia puede ser difícil de visualizar. Algunas cosas son demasiado pequeñas como los átomos o los microbios. Otras incluso son invisibles para el ojo humano. Pero usar simulaciones en los cursos de ciencias puede ayudar a mejorar el aprendizaje permitiendo que los estudiantes puedan interactuar con los datos, escribe Bree Barnett Dreyfuss para eSchool News.

Desde que una mentora le presentó la simulaciones de PhET, la profesora de física cambió su plan de estudios haciendo sus clases más interactivas y versátiles con la ayuda de estas simulaciones.

Sabiendo que el estudiante promedio de 15 años tiene breves períodos de atención, la profesora Barnett Dreyfuss está usando simulaciones en sus clases de Física, Física Conceptual y Ciencias Físicas, permitiendo a los estudiantes tomar una gran cantidad de datos con más precisión y en menos tiempo que en una práctica de laboratorio tradicional.

Con la simulación Charges and Fields, por ejemplo, los estudiantes pueden cambiar fácilmente las variables y obtener resultados instantáneos. Esto les permite reunir suficientes datos en una sola clase y hacer las interpretaciones necesarias para ver cómo estos valores se influyen mutuamente.

La profesora señala que las simulaciones también promueven el pensamiento crítico y ayudan a los estudiantes a comprender conceptos abstractos. "Muchos de mis estudiantes prefieren resolver un cálculo que responder a una pregunta conceptual, sin un número de respaldo, a menudo no entienden las proporciones en las ecuaciones", dijo la profesora.

A los alumnos les encantan las simulaciones interactivas. La física y otros cursos de ciencias pueden ser más divertidos con el uso de simulaciones, aumentando la atención y comprensión de los estudiantes al mismo tiempo.