Un estudio asegura que los jóvenes trabajan menos debido a los videojuegos

Foto: Pixbay

Foto: Pixbay

Un nuevo estudio del National Bureau of Economic Research encontró que los hombres jóvenes están trabajando menos horas y señala que la innovación en los videojuegos explica el aumento en el tiempo de ocio, pero algunos expertos han señalado que las conclusiones no son confiables.

El estudio "Los lujos del ocio y la oferta de trabajo de los hombres jóvenes" —realizado por Mark Aguiar, Mark Bils, Kerwin Kofi Charles, Erik Hurst— establece que desde 2004 los jóvenes cambiaron sus actividades de ocio y se concentraron en los videojuegos y otras actividades en la computadora.

"Comparando los datos de la Encuesta Americana sobre el Uso del Tiempo de los últimos años (2012-2015) con ocho años anteriores (2004-2007), vemos que: (a) la caída en las horas de trabajo de los hombres jóvenes se reflejó en un aumento equivalente en las horas de ocio, y b) el aumento del tiempo dedicado al juego y al ocio en la computadora (99 horas al año) comprende tres cuartas partes de ese aumento en el ocio", señala la investigación.

Por otra parte, los hombres jóvenes y sin educación universitaria (el grupo demográfico con mayor probabilidad de usar videojuegos) dijeron ser más felices que hace una década, lo que indica que la falta de horas de trabajo no ha afectado su ánimo. Sin embargo, la investigación ha sido recibida con escepticismo por algunos analistas.

"Los jóvenes sin empleo —que podrían estar buscando trabajo, en la escuela o simplemente perdiendo el tiempo en el sótano de sus padres— están pasando más tiempo jugando videojuegos que antes. Pero también están pasando menos tiempo viendo televisión, socializando y participando en otras actividades de ocio, y mucho más tiempo estudiando y buscando trabajo", escribió Noah Smith en Bloomberg.

"La novedad de esta investigación es que identifica el efecto marginal que algunos fanáticos de los videojuegos tienen en la mano de obra estadounidense. Pero su contribución más importante es destacar cómo la mayor parte de la caída en horas trabajadas no tiene nada que ver con los videojuegos", señaló Tim Fernholz en Quartz.

Los datos sugieren que, de hecho, los hombres jóvenes están pasando más tiempo en casa jugando videojuegos, pero no está claro si realmente están evadiendo el trabajo, o simplemente han cambiado sus actividades de ocio.