MIT crea laboratorio para ayudar a estudiantes de poblaciones marginadas

Foto: John Severns

Foto: John Severns

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha creado un nuevo laboratorio para ayudar a educadores, universidades, gobiernos y empresas a revolucionar la eficacia y el alcance de la educación a través de la innovación.

El laboratorio, Abdul Latif Jameel World Education Lab (J-WEL), tiene como objetivo "ayudar a personas de todo el mundo para el mercado laboral radicalmente alterado por el progreso tecnológico, la globalización y la búsqueda de mejores niveles de vida en todo el mundo".

Creado en mayo de 2017, el laboratorio J-WEL quiere construir una comunidad global de colaboradores para transformar la educación a través de la investigación, la política, la pedagogía y la práctica.

Actuando como incubadora, el enfoque del laboratorio serán los estudiantes en el mundo en desarrollo, poblaciones marginadas y desplazadas que ha dado lugar a un creciente número de refugiados.

El laboratorio dividirá sus esfuerzos en tres grupos de interés:

  • Educación básica (pK-12): Para llegar a los niños en el momento más crítico de sus vidas y para prepararlos para el futuro.
  • Educación superior: Para preparar a la próxima generación de pensadores críticos y líderes del mundo. Profesionales empleables y que pueden crear empleos.
  • Aprendizaje continuo: para crear una fuerza laboral productiva, comprometida y sensible a la industria cambiante.

En una era de cambio social y tecnológico, la educación es una herramienta crítica para la sociedad. "La educación y el aprendizaje son fundamentales para una sociedad y una economía fuertes: promueven el empleo y crean mayores oportunidades para todos. Si bien se han hecho progresos en la mejora de la educación, siempre hay más que se puede hacer. Esta es la razón por la que estamos estableciendo el Laboratorio Mundial de Educación Abdul Latif Jameel en colaboración con el MIT", dijo Fady Mohammed Jameel, presidente de Community Jameel International.