Tomar descansos al calificar exámenes reduce las horas de trabajo y aumenta la productividad

Foto: Pexels

Foto: Pexels

Está probado que la fatiga se incrementa con el esfuerzo y declina con el descanso. Un nuevo estudio aborda este problema y propone un modelo, de mucha utilidad para los maestros, que reduce las horas de trabajo e incrementa la productividad al calificar exámenes.

En el estudio “It Is Time to Get Some Rest”, Manel Baucells, de la Escuela de Negocios Darden de la Universidad de Virginia, y Lin Zhao, de la Academia China de las Ciencias, presentan el modelo de desuso de la fatiga, que busca encontrar el ritmo de trabajo más ventajoso.

En la introducción, los académicos advierten de los peligros asociados con la sobrecarga de trabajo, como la reducción del rendimiento laboral, los riesgos de seguridad y las fallas cognitivas. Luego introducen su modelo, en el que destaca un patrón de trabajo alto-bajo-alto.

"Utilizando ejemplos paramétricos, ilustramos los efectos beneficiosos de las pausas para reducir el costo del trabajo y aumentar la productividad general (mientras se trabaja menos tiempo)".

Los investigadores usaron el cansancio al calificar exámenes para ilustrar su proposición; estiman que 10 horas de trabajo sin descanso darían un total de sólo 15 exámenes evaluados.

En lugar de ello, proponen un horario flexible: abrir y cerrar el día con 39 minutos de trabajo, y mezclar pausas y trabajo en medio a lo largo de 10 horas. El resultado sería de 21 pruebas evaluadas, con un tiempo de trabajo total de 6 horas y 44 minutos.