La Universidad Estatal de Arizona y Amazon instalarán 1,600 dispositivos Echo Dot en dormitorios estudiantiles

asu.jpg

Los dispositivos serán proporcionados a estudiantes de ingeniería para prepararlos para desarrollar habilidades en el campo de la tecnología de voz.

Foto: ASU

El equipo de Alexa, de Amazon, donará 1,600 Echo Dots a la Universidad Estatal de Arizona como parte de un programa de tecnología de voz que tiene como objetivo mejorar la experiencia de los estudiantes proporcionándoles acceso a información y servicios durante su estancia en el campus.

Los dispositivos serán proporcionados a estudiantes de ingeniería para prepararlos para desarrollar habilidades en el campo de la tecnología de voz.

"Se trata de innovar y garantizar que nuestros estudiantes estén equipados para desempeñar un papel de liderazgo en un momento en que la tecnología de voz se está convirtiendo en parte de la vida cotidiana en los hogares, centros comerciales, lugares de trabajo y ciudades", dijo Kyle Squires, decano de la Escuela de Ingeniería de la Universidad.

Los estudiantes que se unan al programa tendrán acceso a tres cursos que usarán interfaz de voz. Los participantes también podrán utilizar aplicaciones, herramientas y ejemplos de código para desarrollar sus propios programas en Alexa.

"Una vez que estén familiarizados con los dispositivos, van a querer desarrollar aún más sus habilidades y comenzar a integrar esta tecnología en otros proyectos", dijo Octavio Heredia, director de Extensión de la Escuela de Ingeniería.

ASU informó que la inclusión de los Echo Dots es parte de un plan para construir un campus inteligente, que combinará análisis de datos y conectividad para mejorar la toma de decisiones, optimizar las operaciones y crear una experiencia de campus personalizada.

Esta visión del campus también incorporará tecnología para la administración y mantenimiento de instalaciones de energía, agua y manejo de desechos.

El proyecto tiene objetivos aún más ambiciosos, como revisar la asistencia a clases con el uso de tecnología de reconocimiento facial; wearables que reemplazarán a las credenciales para ingresar al campus; y asistentes digitales que usarán la tecnología de Amazon.