OCDE: Egresados de campos científicos tienen mayor probabilidad de conseguir empleo

Clase_informaticabiomedica_07.jpg

El interés en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM) crece en los niveles de educación más altos.

En un nuevo informe, la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) revela que las áreas de estudio más populares son negocios, administración y derecho, sin embargo, los egresados de campos relacionados con las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas son los profesionales con las mayores tasas de empleo.

El reporte Panorama de la Educación 2017 señala que, en los países de la OCDE, el 23% de las personas de 25 a 64 años con educación superior tienen un título en áreas administrativas o legales, 5% en ciencias naturales, estadísticas y matemáticas; 4% en tecnologías de la información; y 17% en ingeniería, manufactura y construcción.

“Sin embargo, el interés en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM) crece en los niveles de educación más altos, en 2015 casi egresó el doble del porcentaje de estudiantes de estos campos a nivel doctorado que a nivel licenciatura. Estas disciplinas también son las preferidas entre los estudiantes universitarios internacionales”.

En cuanto al grado de estudios, una mayor cantidad de personas cuenta con educación media superior o estudios universitarios, comparado con cifras del año 2000. Sin embargo, un 25% no concluye sus estudios de bachillerato.

“Esta es una pérdida grave: la tasa de desempleo en los adultos jóvenes entre 25 y 34 años que no finalizaron la educación media superior es casi del 17%, en comparación con el 9% de los que sí lo hicieron”.

Entre las ventajas de contar con un título universitario se encuentran ganar 56% más en promedio, encontrar trabajo más fácilmente tras una recesión y una menor probabilidad de padecer depresión.

“Por estas razones, los adultos jóvenes cada vez están más dispuestos a obtener una educación que aumente sus competencias en vez de ingresar directamente al mercado laboral al concluir la educación obligatoria. Entre 2000 y 2016, el porcentaje de jóvenes de 20 a 24 años que seguían estudiando aumentó 10 puntos porcentuales, comparado con una disminución de 9 puntos porcentuales de los que trabajan”.

Aunque el gasto público a en educación primaria a universitaria ha aumentado considerablemente en los países de la OCDE, la inversión no se mantuvo a la par del crecimiento del PIB, por lo que el gasto público disminuyó 2% como porcentaje del PIB del 2010 al 2014.

El informe advierte que los sueldos de los profesores se están rezagando, la población docente está envejeciendo y la profesión es menos atractiva para los jóvenes.

“En promedio, en los países de la OCDE, el 33% de los maestros de primaria a secundaria tenían al menos 50 años de edad en 2015, 3 puntos porcentuales más con respecto a 2005 (…). Los sueldos de los maestros son bajos en comparación con otros trabajadores de tiempo completo con educación similar. Éste es un obstáculo importante para atraer a los jóvenes a la docencia”.

Para leer el reporte completo (en inglés), ir a este sitio.