Busca Crayola añadir arte a la educación

bigstock-Child-and-teacher-painting-fin-230802754.jpg

CreatED, el modelo educativo de Crayola, busca dar a maestros las herramientas para pasar de STEM a STEAM.

Foto: Bigstock

CreatED, el modelo educativo de Crayola, busca dar a maestros las herramientas para pasar de STEM a STEAM.

Por varios años se ha visto una fuerte preferencia por involucrar a los alumnos en STEM y prepararlos para los puestos más demandantes dentro de los mercados más competitivos. Los maestros batallan en encontrar maneras de incluir el arte en sus clases de ciencia y tecnología.

Al utilizar arte en estos temas, no sólo los alumnos aprenden a pensar críticamente, sino también a resolver problemas del mundo real, y demás habilidades del siglo 21, lo hacen de manera creativa.

Con el propósito de ayudar a las escuelas y a los maestros, Crayola creó los talleres de desarrollo personal creatED donde los educadores encuentran las herramientas necesarias para incorporar el arte a sus clases.

Con actividades como volcanes que los alumnos colorean o programación de manera visual, sin tecnología, Crayola planea integrar creatividad y liderazgo para desglosar los temas STEM y atraer la atención de los estudiantes de K-8.

El objetivo de los talleres es que los maestros ayuden a los alumnos a pensar sobre los conceptos que impulsan el desarrollo tecnológico de forma táctil y práctica, incluso cuando no están usando ninguna.

CreatED ofrece a las escuelas tres áreas para enfocarse: STEM, Alfabetización visual (la cual incluye conceptos de matemáticas aparte de lecturas) y liderazgo creativo. También brinda apoyo y mentoría durante uno a tres años, según la preferencia de cada escuela.

El propósito es motivar a los maestros a innovar, dándoles la confianza necesaria para incluir arte en sus clases de manera inmersiva y creativa, creando entornos de aprendizaje centrados en los alumnos. Los estudiantes se convierten en creadores, expresando sus ideas de una manera diferente.

Actualmente, ocho distritos en los Estados Unidos están fungiendo como escuelas piloto de Crayola.