Capacitación docente mediante coaching instruccional

Profesor en sesión de coaching docente

El coaching instruccional es un enfoque personalizado de entrenamiento instructivo, mediante el cual un mentor o experto trabaja uno a uno con los maestros con el fin de sugerir nuevas técnicas basadas en observaciones en el aula.

Imagen: Bigstock

Investigadores de la Universidad Brown y la Universidad de Harvard, sugieren que el entrenamiento personalizado de profesores puede ser más efectivo en comparación con la capacitación tradicional.

En la mayoría de las instituciones educativas la actualización docente se lleva a cabo en grupos a través de seminarios o cursos, por mencionar algunos. Sin embargo, parece que estos esfuerzos atienden las necesidades de ciertos docentes, pero excluyen las de otros. Recientemente ha cobrado fuerza una opción más personalizada y aparentemente más efectiva: el coaching instruccional.  

El coaching instruccional es un enfoque personalizado de entrenamiento instructivo, mediante el cual un mentor o experto trabaja uno a uno con los maestros con el fin de sugerir nuevas técnicas basadas en observaciones en el aula. El rol del coach puede ser realizado por el personal de las instituciones educativas, incluyendo administradores, maestros, diseñadores de currículos o por expertos externos.

Para desarrollar este reporte los investigadores agruparon y analizaron los resultados de sesenta estudios causales de programas de coaching docente. Los resultados sugieren que estos programas personalizados son efectivos sólo si estas interacciones son constantes, sostenidas (durante todo un semestre o año escolar) y orientadas al desarrollo de habilidades específicas.

El autor del estudio, Matthew A. Kraft, señala en una publicación para Education Next que el coaching a profesores tiene un impacto positivo en el rendimiento de los alumnos, no obstante, para lograrlo probablemente se requiera de un entrenamiento docente personalizado intenso y prolongado, orientado a mejorar habilidades determinadas. Así mismo, afirma que la instrucción docente mejora tanto o más que la diferencia de efectividad entre un novato y un maestro con cinco a diez años de experiencia.

Este reporte exhorta a generar más investigación para corroborar si el coaching funciona mejor en programas a menor escala adaptados a los contextos locales o si estos se pueden desarrollar a gran escala de una manera rentable, metodológica y de alta calidad.