Cubetto: un robot de madera que te enseña a programar

Tablero de juego de Cubetto

Tablero de juego de Cubetto

Son cada vez más los padres de familia que están empezando a mostrar un gran interés por armar a sus hijos con habilidades tecnológicas y de resolución de problemas. Es por eso que diversas start-ups y emprendedores están viendo una oportunidad de mercado en la creación de juguetes con un enfoque en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Además, prácticas emergentes en el campo de la tecnología financiera, mejor conocida como FinTech, han facilitado a los empresarios el ingreso al mercado de juguetes.

Uno de estos empresarios es Filippo Yacob, fundador de Primo Toys, quien arrancó oficialmente su empresa el 20 de noviembre del 2013. El mismo día nació su hijo. "Cuando descubrí que iba a ser papá, empecé a pensar en las cosas que quería que mi hijo aprendiera", dijo Yacob a The New York Times. Una de esas habilidades es la programación, una habilidad tan crítica como la lectura o las matemáticas. "Es la alfabetización del siglo XXI", dijo Yacob.

Cubetto, el robot de madera que te enseña a programar

Cubetto, el robot de madera que te enseña a programar

En 2013, Primo Toys desarrolló el primer prototipo para Cubetto, un robot de madera que enseña a niños desde los tres años, los fundamentos de la programación y el desarrollo de habilidades de pensamiento crítico y tecnológico.

La idea detrás de Cubetto se inspiró en los clásicos bloques de construcción con el fin de que los niños aprendieran por sí mismos los fundamentos de la programación. "Este lenguaje de programación basado en bloques se ve y se siente como un juguete, pero en realidad es un lenguaje de programación", dijo Yacob. Un kit Cubetto incluye el robot, una consola de programación, bloques de instrucciones, un tapete de juego que representa el mundo del robot y un libro. 

The Toy Insider es una publicación que reseña juguetes y hace recomendaciones a sus lectores. Marissa DiBartolo, su redactora principal, dijo que la tecnología es una parte importante del mundo moderno. "Todo lo que hoy miramos funciona gracias a un código. Es como aprender un nuevo idioma, y cuanto más joven empiezas a aprender un nuevo idioma, mejor", dijo DiBartolo.

El Codeapillar de Fisher-Price y el ratón robot, Code & Go Robot Mouse, de Learning Resources son otros juguetes similares a Cubetto. Estos "juguetes STEM" (acrónimo en inglés de Science, Technology, Engineering y Mathematics) también están incursionando en el aula. Los maestros están empezando a ver los beneficios que vienen con las habilidades que estos juguetes promueven.

Para Amy Flannery, directora de currículo en el Distrito Escolar Wilson en Reading, Pennsylvania, la programación ayuda a los niños a convertirse en "buscadores de problemas" en lugar de resolvedores de problemas. "Los estudiantes pueden intentar un camino para resolver un problema, y si no funciona no importa porque de igual manera habrán aprendido algo que pueden aplicar en su próximo intento", dijo Flannery a The New York Times.

No cabe duda que las habilidades de programación (y de resolución de problemas y pensamiento crítico que son esenciales cuando se programa), son ahora clave para el mundo moderno. La comprensión de la tecnología que nos rodea, el desarrollo de una curiosidad en cómo funcionan las cosas y la solución de problemas a través de la prueba y error no deben ser habilidades exclusivas para los científicos e ingenieros, deben ser desarrolladas en todos los campos.

Fuente: The New York Times