Diseñan tipografía para mejorar la memoria

Screen-Shot-2018-10-09-at-9.30.10-AM-e1539091862600.png

Investigadores Australianos desarrollan una tipografía que mejora la retención de información en estudiantes.

Foto: RMIT University

Investigadores del Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT) diseñaron una tipografía llamada Sans Forgetica cuyo propósito es fortalecer la comprensión y retención de información de los alumnos.

Siguiendo una metodología llamada dificultad deseable, Sans Forgetica busca obstruir un poco el proceso educativo para promover un proceso cognitivo más profundo para el alumno, lo que lo ayuda a memorizar las clases por más tiempo.

RMIT probó la tipografía con 400 estudiantes; 57% memorizaron de manera exitosa el texto en Sans Forgetica, comparado con el 50% que lo leyeron en Arial.

Debido a que la fuente tiene huecos, los alumnos se ven obligados a llenar mentalmente los espacios lo que provoca que disminuyan su ritmo de lectura. También tiene una inclinación inusual, normalmente utilizada en nombres de ríos en los mapas, lo que pretende hacer las oraciones más difíciles de leer, haciendo que pongan más atención a lo que dice el texto.

Es probable que tanto el estudiante como el maestro crean que si no se tuvo dificultad en aprender una lección, esta fue exitosa, incluso si el estudiante no es capaz de recordarla más adelante. Es por este tipo de situaciones que se aplica la dificultad deseable.

A parte de la tipografía, otro tipo de dificultad puede incluir armar rompecabezas para obtener información o dar el material fuera de orden para que los estudiantes participen activamente en el proceso de aprender.

La dificultad deseable hace que la información se vuelva más accesible ya que incita a los alumnos a utilizar los conceptos de múltiples maneras y los obliga a crear múltiples rutas de memorización para acceder la información que necesitan.

Aún así, hay críticas en contra de este método, principalmente que al aplicarse por primera vez puede frustrar al estudiante puesto que la lectura no es fluida y puede desmotivarse, pero, en última instancia, mejora la retención de la información a largo plazo.

Descarga la tipografía aquí.