"La Universidad, digan lo que digan, tiene un prometedor futuro"

"La Universidad, digan lo que digan, tiene un prometedor futuro". Este fue el mensaje de Ricardo Rivero Ortega, rector de la Universidad de Salamanca, institución que este año celebra los ochocientos años de su fundación y que fue sede del IV Encuentro de Rectores Universia 2018 que se llevó a cabo los días 21 y 22 de mayo.

El Encuentro, único en el mundo, reunió a 700 rectoras, rectores y líderes académicos de más de 600 universidades quienes hicieron una pausa necesaria para reflexionar sobre los principales retos a los que se enfrentan las universidades del siglo XXI.

Durante dos días, los rectores participaron en trece mesas de debate donde se discutieron temas estratégicos para el futuro de la educación superior. Con el lema “Universidad, Sociedad y Futuro”, el Encuentro se desarrolló alrededor de tres ejes estratégicos: formación y aprendizaje en el mundo digital, investigación en la universidad y la contribución de las universidades al desarrollo social y territorial.

David Garza, rector del Tecnológico de Monterrey, coordinó los debates del primer eje donde se analizó cómo las tecnologías digitales están cambiando la forma en que aprendemos y enseñamos, destacando las oportunidades que estas nuevas tecnologías ofrecen a la educación superior. En este tema, Anant Agarwal, CEO de edX, identificó tres tendencias que las universidades deben tomar en cuenta para no quedarse obsoletas: la educación modular, la educación híbrida (online y presencial) y la educación a lo largo de la vida (lifelong learning).

El mundo globalizado hace necesaria la internacionalización de las universidades, sin embargo, los asistentes destacaron que ésta debe ir más allá que aprender un nuevo idioma y enfocarse más bien en experiencias de vida. “La internacionalización no se trata tanto de intercambiar alumnos entre universidades de distintos países, como de sumergirse en cada una de esas historias, culturas, valores, economías y sociedades”, señaló Samuel Martín-Barbero, rector de la Universidad Camilo José Cela.

Otro de los puntos estratégicos del Encuentro fue la relevancia de la investigación. Un tema que resonó en todas las ponencias y mesas de debate. "La investigación ha sido y debe seguir siendo una de las misiones de la universidad", recalcó Carlos Andradas, rector de la Universidad Complutense de Madrid.  “La universidad es la clave de la economía del futuro” dijo Pedro Miguel Echenique, catedrático de Física de la Materia Condensada en la Universidad del País Vasco. Pues es a través del conocimiento, en especial el científico, indicó el catedrático, que las sociedades pueden desarrollarse.

No obstante, las instituciones de educación superior deben ir más allá de la generación de conocimiento, éstas deben ser palancas de transformación de las sociedades. Este fue el enfoque del tercer eje en el que se analizó la dimensión social de la universidad. “La relación de la universidad con la empresa y la sociedad es de suma importancia para desarrollar una economía más competitiva y lograr una sociedad más justa”, señaló Segundo Píriz, rector de la Universidad de Extremadura.

Echenique y Píriz coincidieron en que si bien las alianzas con empresas son indispensables, las universidades no deben ser fábricas de empleados. "Si solo estamos formando para el empleo, entonces estamos perdiendo la capacidad de análisis y crítica de nuestros estudiantes", señaló Píriz. Por su parte, Echenique enfatizó que las universidades no deben convertirse nunca “en un taller barato de las empresas”, pues en su opinión "una universidad cuya misión es la empleabilidad, si bien es rentable, no está enfocada a la esencia de la universidad".

Formar ciudadanos, más que meros empleados, es el reto al que se enfrentan nuestras instituciones de educación superior. “La parte social y humanística del conocimiento se está perdiendo en la universidad y va a ser fundamental en el futuro para tener líderes fuertes”, dijo Pam Fredman, presidenta de la Asociación Internacional de Universidades.

Si bien las tecnologías digitales han provocado una disrupción de los modelos educativos tradicionales, los rectores reconocieron el necesario renacimiento de las humanidades y el rol que tendrán en la economía 4.0, donde la automatización hará que las habilidades socioemocionales sean más relevantes que nunca. El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graus, destacó la importancia de desarrollar inteligencia emocional en los estudiantes, independientemente de su disciplina, pues la tecnología sin humanismo carece de sentido.

Hoy, la educación para la incertidumbre se hace necesaria. En opinión de Juan Carlos Henao Pérez, rector de la Universidad Externado de Colombia, “debemos educar para la incertidumbre más que para la seguridad, para formar ciudadanos libres”.

El próximo Encuentro de Rectores, organizado por Universia, la plataforma educativa del Banco Santander, se llevará a cabo en Buenos Aires, Argentina y buscará crear un espacio iberoamericano del conocimiento.