Estudio revela cómo las personas evalúan la calidad de su educación

universitaria con una percepción positiva de su educación

Un estudio afirma que entre más relevante es el programa de estudios en el trabajo de las personas, mayor es su creencia de que recibieron una educación valiosa.

Foto: Bigstock

Cada día cobra mayor fuerza la idea de que el trabajo y la educación deben estar íntimamente ligados. Un estudio afirma que entre más relevante es el programa de estudios en el trabajo de las personas, mayor es su creencia de que recibieron una educación valiosa.

Gallup y Strada Education Network, encuestaron a 78,091 personas de entre 18 y 65 años, que han cursado al menos algunas materias universitarias y que actualmente cuentan con empleo. El objetivo del estudio fue sopesar la relevancia de la educación en la vida y trabajo de las personas.

 Puntos clave del estudio:

  • La gente piensa que el gasto económico que genera una carrera es justo mientras consideren que los cursos que tomaron se relacionan con las actividades laborales que actualmente realizan.
  • La relevancia del programa educativo en las labores diarias de los encuestados influye directamente con la percepción de calidad y valor de la educación.
  • Los consumidores de educación consideran que su vida es más próspera si actualmente realizan labores que tienen que ver con los cursos que estudiaron.

La evaluación de relevancia educativa predice con mayor certeza la satisfacción de los consumidores a comparación de otras estimaciones como las tasas de graduación, índice de asistencia o la falta de pago de colegiaturas. Además, los especialistas que realizaron el estudio aseveran que las universidades pueden saber el grado de satisfacción de su oferta educativa con mayor precisión que cualquier medición de características demográficas.

Este estudio parece abordar temas aparentemente obvios, sin embargo, muchas de las instituciones educativas evaden las percepciones de los graduados, y con ello ignoran la verdadera necesidad de los estudiantes: adquirir habilidades sólidas para tener éxito en los trabajos. Vale la pena sondear a graduados para poder diseñar mejores programas académicos.