Hay que transformar la capacitación laboral para competir con la Inteligencia Artificial

Foto: Flickr

Foto: Flickr

A medida que millones de trabajadores ven sus puestos de empleo amenazados por la Inteligencia Artificial, los robots y la automatización, cambios en la educación y el aprendizaje son urgentes para que las personas puedan mantener sus trabajos.

Un nuevo estudio del Pew Research Center aborda este desafío y analiza cinco temas -divididos en dos áreas- sobre el futuro de la capacitación laboral en la era tecnológica.

Esperanzas:

1-    El ecosistema de capacitación evolucionará, con innovación en todos los formatos educativos. Más sistemas de aprendizaje migrarán a la web; los cursos en línea obtendrán un gran impulso de la realidad virtual, realidad aumentada e inteligencia artificial; y las universidades se diversificarán y diferenciarán.

2-    Los estudiantes cultivarán las habilidades del siglo XXI. La inteligencia emocional, curiosidad, creatividad, adaptabilidad, resiliencia y pensamiento crítico serán las habilidades más valoradas.

3-    Surgirán nuevos sistemas de credencialización. Los títulos universitarios mantendrán su validez en 2026, pero más empresas aceptarán sistemas alternativos de acreditación.

Preocupaciones:

4-    Los sistemas de capacitación y aprendizaje no cubrirán las necesidades del siglo XXI para 2026. Los sistemas de educación no estarán a la altura de las necesidades de capacitación. Algunas personas serán incapaces o estarán desinteresadas en el aprendizaje autodirigido.

5-    Las fuerzas tecnológicas cambiarán fundamentalmente el trabajo y el panorama económico. Habrá millones de personas más y una cantidad menor de empleos en el futuro. El capitalismo estará en problemas.

El lado positivo es que la mayoría de los expertos consideran que individuos e instituciones ya se han dado cuenta del riesgo de la automatización, lo que los llevará a tomar cartas en el asunto.

"Los educadores siempre han encontrado nuevas formas de formar a la próxima generación de estudiantes para los trabajos del futuro, y esta generación no será diferente", señala Justin Reich, director del Teaching Systems Lab, del MIT.

Pero otros consideran que las instituciones humanas: gobierno, empresas, instituciones educativas, no se están adaptando eficientemente.

"El contenido educativo no se está adaptando tan rápido. Tenemos instituciones tradicionales que ven al aprendizaje como un modelo de oferta antes que uno de demanda que crearía estudiantes proactivos y autodirigidos ", observa Pamela Rutledge, directora del Media Psychology Research Center.