Investigadores difunden diseño de bioimpresora 3D bajo licencias Creative Commons

Bioimpresora 3D para imprimir órganos humanos

Las bioimpresoras 3D modelan objetos con fluidos. Investigadores experimentan con esta tecnología con el fin de algún día poder imprimir órganos humanos. 

Foto: Bigstock

Ya podemos imprimir tridimensionalmente en casa un protector de smartphone, una cuchara o un llavero; los equipos y materiales ya no son tan costosos como hace algunos años. Sin embargo, existen algunos equipos más especializados a precios casi inalcanzables. Tal es el caso de las bioimpresoras 3D que modelan objetos con fluidos. Investigadores experimentan con esta tecnología con el fin de algún día poder imprimir órganos humanos.

Las impresoras 3D convencionales imprimen a través de filamentos de plástico derretido. Su costo varía y pueden encontrarse en el mercado algunos modelos fabricados en China a precios desde 300 dólares. Por otro lado, el precio de las impresoras 3D comerciales con cabezal de jeringa oscila entre los 10,000 y 200,000 mil dólares; además de costosas son poco modificables y su diseño está protegido por derechos de autor.

Este tipo de impresoras 3D pueden ser utilizadas para modelar alimentos, generar incrustaciones en objetos y en el caso de las bioimpresoras crear prótesis para uso médico. Gran parte del esfuerzo de los investigadores que trabajan con esta tecnología se centra en desarrollar una máquina capaz de imprimir órganos y tejidos del cuerpo humano a partir de fluidos creados con células humanas.

Recientemente un par de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon, Pittsburgh, publicaron un diseño, bajo las licencias Creative Commons (CC), con el cual se puede transformar una impresora 3D de bajo costo en una bioimpresora mediante un aditamento que se puede fabricar con tan solo 49,27 dólares. Expusieron los resultados de su investigación, además de compartir instrucciones y tutoriales con los cuales cualquiera puede comenzar a experimentar con la bioimpresión 3D.

 Aditamento LVE para crear una Bioimpresora 3D 

Aditamento LVE para crear una Bioimpresora 3D 

Llamado Large Volumen Extruder (LVE), este aditamento con jeringa extrusora es compatible con impresoras 3D de código abierto. El diseño utiliza una jeringa estándar de 60 ml como depósito, tiene capacidades de retracción y movimientos de alta velocidad, además de que puede imprimir fluidos tan pequeños como de 100 micrómetros. Dicho sistema se desarrolló con la finalidad de imprimir biopolímeros, hidrogeles, pastas, epóxidos entre otros fluidos.

Reducir el costo, compartir el conocimiento y promover la masificación de estas tecnologías permitirá que más investigadores puedan desarrollar aplicaciones útiles con usos médicos, y así lograr materializar el sueño de imprimir  órganos humanos.