Estudio revela que la proximidad dentro de la escuela propicia la colaboración entre docentes

Profesores colaborando en la escuela

La colaboración e interacción entre los maestros mejora cuando se les asignan espacios de trabajo cercanos. 

Las escuelas están diseñadas para que los estudiantes se muevan rápidamente entre salones de clase, bibliotecas u oficinas. La interacción entre los alumnos está garantizada pues la distribución física de la escuela está planificada para ellos. Por el contrario, los administradores escolares nunca se preocupan por el lugar donde dan cátedra los profesores o dónde pasan su tiempo libre en espera de la siguiente clase. El resultado es el aislamiento de los docentes y la escasa colaboración profesional.

Un análisis reciente de una encuesta, elaborada durante cuatro años a maestros de matemáticas en 14 escuelas primarias de EE. UU., muestra que la colaboración entre los maestros mejora cuando trabajan cerca uno del otro. Los patrones de movimiento de los espacios donde trabajan sugieren que las interacciones pueden ser mejoradas por los administradores de las escuelas asignándoles aulas más cercanas y horarios similares.

Profesores colaborando en espacios comunes

Aspectos destacados de la investigación

  • Los maestros y los líderes escolares tienen más probabilidades de interactuar con sus colegas si están físicamente cerca. Es más probable que compartan ideas si trabajan en salones de clase contiguos.

  • Colocar maestros altamente efectivos en las ubicaciones centrales de las escuelas aumenta la posibilidad de que crucen camino con sus colegas. Así mismo, asignarles horarios similares impulsa la interacción.

  • La proximidad entre docentes aumenta las oportunidades para encuentros fortuitos, por ejemplo, intercambios no planificados en pasillos y áreas de descanso.

  • La cercanía permite la interacción relacionada con el trabajo al reducir el esfuerzo involucrado. Además, un colega cercano fomenta la interacción formal y planificada.

  • La asignación intencional de personal a espacios de trabajo específicos es una forma directa y económica de promover la colaboración. Situación que beneficia a los estudiantes.

  • Los profesores de nuevo ingreso pueden integrarse con éxito en su trabajo asignándolos cerca de profesores experimentados.

  • Los colegas inexpertos pueden asignarse cerca de los de alto rendimiento para mejorar sus debilidades y potenciar sus fortalezas.

Asignar maestros y personal escolar a lugares de trabajo precisos es una estrategia de colaboración necesaria. Ubicar deliberadamente a líderes y personal con experiencia en lugares determinados puede influir positivamente en los colegas y, por consiguiente, en la calidad de la educación.