Los adolescentes huyen de Facebook

Adolescentes caminando y mirando sus redes sociales

Una encuesta reciente reveló que las tres plataformas más populares de los adolescentes son YouTube, Instagram y Snapchat.

Foto: bigstock.com

El uso de las redes sociales y plataformas digitales de contenido es impredecible. Hace pocos años Facebook parecía monopolizar el futuro de las interacciones sociales. Hoy una encuesta reafirma la creencia de que los jóvenes están alejándose de esta plataforma y han optado por alternativas más audiovisuales y tal vez menos intrusivas como YouTube e Instagram.

El centro de investigación norteamericano no lucrativo Pew Research Center, publicó los resultados de su encuesta Teens, Social Media & Technology 2018. En ella se destaca el uso desmedido que adolescentes hacen de los dispositivos digitales: el 95% afirma tener acceso a un Smartphone y el 45% señala estar en línea constantemente.

YouTube es el nuevo rey

La encuesta realizada a chicos de entre 13 y 17 años, reveló que el 85% utiliza YouTube, el 72% Instagram, el 69% Snapchat y el 51% usa Facebook. Asimismo, el 32% de los entrevistados utiliza más seguido YouTube, mientras sólo el 10% contestó que Facebook es su plataforma predilecta.

Los resultados del 2015 mostraron una imagen totalmente distinta a la de hoy. El 71% de los adolescentes utilizaba Facebook y de ellos el 41% lo revisaba constantemente. YouTube no figuraba en el estudio.

Impacto de las redes sociales

Sobre el efecto del uso de redes sociales, el 31% respondió que tiene impacto positivo en su vida, el 24% afirmó que genera un impacto negativo, mientras que el 45% dudó si el efecto en su vida es bueno o malo. Del porcentaje que contestó que tiene efecto positivo, la mayoría mencionó que las redes sociales los conectan con sus familiares y amigos. El porcentaje que respondió de manera negativa, señala que estas interacciones promueven el bullying y el esparcimiento de rumores.

El futuro de Facebook no es muy alentador; al menos en Estados Unidos está perdiendo la batalla por acaparar el tiempo de los jóvenes. Por otro lado, vale la pena evaluar el abuso del consumo de plataformas sociales y los efectos dañinos que estas pueden provocar.