La necesidad de pensar disruptivamente ante el futuro cambiante y vertiginoso

Michelle Weise en el Tec de Monterrey, CIIE 2017

Michelle Weise nos invita a romper con el pensamiento lineal, abrazar los retos del futuro inestable y entender las transformaciones tecnológicas.

En una conferencia muy esperada por los profesores asistentes al CIIE 2017, Michelle Weise, Workforce Strategies & Chief Innovation Officer de Strada Education Network, aseveró que necesitamos entrenar nuestra mente a pensar disruptivamente y así poder adaptarnos a los retos del futuro.

Ya no podemos ignorar que la automatización eliminará trabajos. Ya no podemos darnos el lujo de pensar que la inteligencia artificial es cosa del mañana. Tenemos que erradicar nuestra resistencia al cambio y adoptar un estado mental positivo, así como actuar en equipo.

Weise señaló que el trabajo y la educación deben estar íntimamente ligados. No más carreras de sólo 5 o 6 años, sino credenciales efectivas y certificaciones útiles que resuelvan problemas laborales específicos. Afirma que hoy un bootcamp de programación brinda más herramientas útiles que un título en leyes.

Las universidades necesitan cambiar sus modelos, necesitan preparar a sus estudiantes  durante toda la vida, sin embargo, aún no tenemos esa infraestructura. Se necesita crear ese ecosistema en el que se pueda entrar y salir de una experiencia educativa.

Michelle Weise en el Tec de Monterrey, CIIE 2017

Por otro lado, la ponente aclaró el concepto de “innovación disruptiva” y dio algunos consejos para reconocerla:

  • Tiene como objetivo inicial servir a los no consumidores. Son avances que sobrepasan las necesidades del consumidor. Por ejemplo, las computadoras personales en un inicio no fueron creadas para matemáticos o ingenieros, sino para chicos que querían escuchar música de forma privada o jugar algún videojuego sencillo.
  • Puede parecer un concepto incompleto, no muy efectivo, sin embargo, vale la pena ser pacientes y  esperar a que la idea se desarrolle y tenga sentido.
  • La tecnología, para ser disruptiva, necesita estar fundamentada con un plan de negocios que la haga viable y sustentable a largo plazo.
  • Los conceptos innovadores retan a los demás proveedores en un mercado específico.

La ponencia estuvo llena de información útil para comenzar a pensar disruptivamente. Para adoptar una actitud positiva y abierta ante los cambios. Para poder proyectar un futuro promisorio y abrazar los cambios y retos que se nos presenten.