Repensando las clases remediales: desde su asignación hasta su aplicación

bigstock-A-Female-Hand-Writes-Mathemati-256627975.jpg

Uno de cada tres estudiantes de universidades comunitarias está "mal dirigido" hacia clases remediales.

Foto: Bigstock

Debido a que las instituciones se basan en exámenes estandarizados para determinar si un alumno está listo, o no para, la universidad, algunos aspirantes se han visto obligados a tomar cursos remediales en asignaturas como matemáticas o inglés previamente. Estos estudiantes a menudo tienen dificultades en la universidad.

Para ayudar al alumno, se están creando nuevas posibilidades para reevaluar la asignación de clases remediales y la manera en que se enseñan las materias, todo encaminado a asegurar que el educando siga motivado a estudiar y su desarrollo no sea perjudicado.

Por un lado, Center for the Analysis of Postsecondary Readiness (CAPR) está investigando un algoritmo que analiza el resultado de la prueba de posicionamiento y el GPA para predicar, de forma más exacta, el desempeño de los alumnos en las clases de matemáticas, inglés, o lectura, y así ubicarlos en el programa más adecuado para su desarrollo.

Su propósito principal es ayudar a evitar que el estudiante sea injustamente asignado a clases remediales, como ocurre en uno de cada tres casos en universidades comunitarias.

En su prueba piloto, se encontró que 14% de los alumnos salieron más altos en matemáticas y un 41% en inglés en comparación con sus resultados en las pruebas tradicionales.

Por otro lado, existe la iniciativa Start, de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), por sus siglas en inglés), cuyo enfoque es ofrecer un semestre intensivo de clases remediales. Dentro de ese semestre se enseña acerca de álgebra y aritmética, se fomenta la comprensión conceptual, se utilizan casos de la vida real, y promueve la discusión y desarrollo de habilidades universitarias antes de la matriculación; Start aprovecha un método de enseñanza centrado en el estudiante.

Al finalizar el semestre en CUNY, el 38% de los estudiantes se encontraban preparados para los temas de matemáticas, inglés y escritura de la Universidad, comparados con 13% de las clases remediales tradicionales.

Al evaluar el sistema remedial desde cómo se asigna a los maestros hasta la manera en la que se enseña, los alumnos tendrán mayor oportunidad de estar verdaderamente preparados para enfrentar los retos que presente la universidad.