Las universidades deben tomar la iniciativa de la capacitación en el trabajo

inteligencia-artificial-trabajo-empleo.jpg

Un estudio muestra que la mayoría de las personas no temen perder su empleo a manos de la Inteligencia Artificial, pero desean tener acceso a capacitación en el trabajo para mantenerse actualizados.

El estudio "Optimismo y ansiedad. El impacto de la Inteligencia Artificial y la Respuesta de la Educación Superior" revela un paisaje detallado de los sentimientos de los estadounidenses con respecto a la automatización y el riesgo de perder sus empleos, y sus respuestas muestran que hay una oportunidad para las instituciones de educación superior.

Las máquinas se están volviendo más inteligentes, y muchos de los trabajos que realizan las personas hoy en día (hasta la mitad de todos los trabajos en Estados Unidos, de acuerdo con algunas previsiones) desaparecerán en los próximos 20 años.

El informe, una encuesta nacional publicada por Northeastern University y Gallup, revela que el 76% de los encuestados cree que la IA afectará la forma en que las personas trabajan y viven en la próxima década y, sorprendentemente, el 77% tiene una visión positiva sobre este cambio.

En el lado negativo, el 73% espera que la IA elimine más empleos de los que crea. Alrededor de la mitad de los estadounidenses reconocen que necesitan más educación para asegurar su empleo, pero solo el 18% piensa que tendrá la oportunidad de acceder a esa capacitación.

Además, el 49% de los encuestados dicen que les gustaría ser capacitados en sus lugares de trabajo, mientras que el 21% buscarán capacitación presencial en universidades, y solo el 16% está considerando programas en línea. El 61% piensa que los empleadores deberían financiar estos programas educativos.

La mayoría de los adultos (63%) esperan que la tecnología amplíe la brecha entre ricos y pobres.

Otro hecho revelador es que a más estadounidenses (23%) les preocupa perder sus empleos por la Inteligencia Artificial que por los inmigrantes (12%). "El 58% de los estadounidenses piensan que la IA es la mayor amenaza, y el 42% señala a la inmigración".

La conclusión del estudio es que, como las personas consideran que deben ser capacitadas en el trabajo, y que las empresas deben pagar por ese entrenamiento, las instituciones de educación superior deben colaborar más con las empresas para ofrecer oportunidades de capacitación y educación en el lugar de trabajo.