¿Es efectivo el uso de clickers en el aula? Depende del estilo de enseñanza, sugieren investigadores

Los sistemas inalámbricos de respuesta, también conocidos como clickers, son dispositivos que permiten a los estudiantes enviar respuestas a preguntas planteadas por el profesor a través de un dispositivo inalámbrico o una aplicación móvil. Los clickers como el QuizzBox, iClicker o Turning Point son muy populares, en parte debido a su conveniencia. Los docentes pueden recabar múltiples respuestas al mismo tiempo y mostrarlas en un gráfico en cuestión de segundos.

Pero ¿son realmente efectivos los clickers en el aula? Un nuevo estudio publicado en el último número de la revista Computers & Education, examinó el uso de estos dispositivos entre 858 estudiantes universitarios en una clase de biología y un curso de física en una universidad en el noreste de los Estados Unidos.

Se llevaron a cabo dos experimentos que exploraron el papel de los clickers en el aprendizaje factual y conceptual. Un curso (el de biología) enfatizó la retención de hechos y el otro (el de física) enfatizó la comprensión conceptual profunda.

En el primer experimento, el curso de biología, el uso de clickers demostró haber mejorado los resultados de los estudiantes en al contestar preguntas factuales. Según la investigación, los clickers hacen una gran diferencia al ayudar a los estudiantes a retener hechos.

Sin embargo, en el curso de física el uso de clickers para preguntas conceptuales no resultó tener un buen impacto en el aprendizaje de los estudiantes. Parece que estos dispositivos animan a los estudiantes a centrarse en la memorización más que en el aprendizaje conceptual.

Los investigadores encontraron que mientras que investigaciones previas en el uso de clickers han tenido generalmente resultados positivos, se necesita más estudio sobre el tema pues estos dispositivos han demostrado tener limitaciones.

"Sugerimos que, si bien los clickers son útiles para motivar a los estudiantes a asistir a clase, aumentar la participación en clase y mejorar el aprendizaje en cursos didácticos, los docentes interesados en impartir una comprensión más profunda deben tener en cuenta su pedagogía general. Incorporar actividades que involucren a los estudiantes en la investigación activa y la resolución de problemas puede ser mucho más útil que simplemente responder preguntas a través de un clicker. Incluso cuando las preguntas son de naturaleza conceptual", concluyeron los investigadores.

En resumen, el mero uso de una tecnología no es suficiente, los profesores deben poner más atención a cómo los dispositivos interactúan con la enseñanza y el aprendizaje. "Los efectos de los clickers son mediados por la pedagogía, la estrategia de aprendizaje y el conocimiento previo", advirtieron los investigadores.