La economía de las habilidades: su impacto en el mundo laboral

bigstock-Close-Up-Of-Studying-Student-H-234905470.jpg

¿Qué pasaría si para contratar a alguien tuvieran más peso las habilidades que sus acreditaciones?

Foto: Bigstock

Para conocer el mercado laboral, Royal Bank of Canada (RBC) realizó, a lo largo de un año, un estudio sobre cómo los jóvenes canadienses pueden prosperar en el panorama laboral basado en una economía de habilidades.

En su investigación, descubrieron que el país atraviesa un periodo de crisis: los recién graduados están sobrecalificados, son jóvenes desempleados y no cualificados para los trabajos disponibles en el mercado laboral; y que las nuevas generaciones no se sienten listas para afrontar los trabajos del futuro.

Y no están solos, los empleadores tampoco se encuentran preparados para reclutar y desarrollar las habilidades necesarias requeridas para incrementar la competitividad de las empresas en una economía digital.

De la misma manera, el sistema educativo, los talleres de capacitación e iniciativas del mercado laboral no están adecuados para preparar a los jóvenes a transicionar hacia la economía del siglo XXI.

Para lograr crear esa economía de habilidades y ayudar a los jóvenes a tener mejor oportunidades laborales al poderse mover de un trabajo a otro, los investigadores de RBC proponen dejar de basar los trabajos por industria y agruparlos por habilidades.

Las asociaciones propuestas por RBC son: proveedores, facilitadores, solucionadores, hacedores, artesanos y técnicos. El propósito es evaluar la aplicación de cada grupo en una amplia gama de trabajo y cómo los jóvenes serán capaces de pasar de una profesión a otra al actualizar un pequeño número de habilidades para enfrentar los retos laborales del nuevo trabajo.

Los grupos de habilidades indispensables son los solucionadores y los proveedores, ya que alrededor del 54% de los trabajadores pertenecerán a uno de estos dos grupos para el 2021. Su capacidad de trasladarse de un trabajo a otro será clave para su futuro y la fuerza laboral de Canadá.

Ciertamente algunas transiciones entre trabajos requieren más tiempo, dinero y compromiso personal para renovarse y cada joven tendrá sus propias transiciones laborales; por ejemplo, no todos los asistentes dentales tienen el deseo o aptitud de ser diseñador gráfico.

Si los jóvenes canadienses pueden adaptarse a un mercado laboral basado en habilidades y aprovecharlo, pueden hacer saltos inesperados en su carrera y adaptarse al futuro del trabajo de manera exitosa.

Para conocer las agrupaciones, has click aquí